Visitas virtuales

La manera de enseñar inmuebles cambia y hay que adaptarse a los nuevos tiempos. La tecnología permite ahorrar un valioso tiempo y debemos sacar provecho del mismo, y es que los avances tecnológicos vinieron para quedarse y el sector inmobiliario no se queda atrás.

Hay diversas alternativas que se pueden implementar para dar un toque extra a la presentación de inmuebles aparte de una buena descripción, fotos de calidad y vídeos. Hacer uso de planos en 3D (tres dimensiones), realidad virtual, recorridos virtuales 360º o recorrido dirigidos por el agente, son algunas herramientas que sin duda aportarán valor a tu servicio.

Pero, ¿qué es un tour virtual? La visita virtual es una forma de conocer un lugar por medio de una herramienta digital, en la que el usuario podrá ver la simulación de un espacio real y recorrerlo de forma virtual, es decir sin estar presente en y a través del ratón o moviendo el dedo en el móvil/ tableta.

Algunas ventajas son:

  • Ahorro de tiempo
  • Eliminar barreras geográficas
  • Disponibilidad a cualquier hora del día
  • Ganar visibilidad
  • Mostrar el estado actual y real del inmueble
  • Destacar el inmueble

Las visitas o recorridos virtuales no solo ahorran tiempo y dinero, sino que también crean nuevas experiencias y sensaciones en el usuario. Estas herramientas pueden ser utilizadas como primera toma de contacto del posible comprador con el inmueble, sobretodo si tiene interes en visitar más de una vivienda; sería como una criba para al final visitar físicamente aquél que realmente se adapta a sus necesidades.

“Conocer varias viviendas en poco tiempo sin necesidad de desplazamiento”

Las experiencias virtuales se pueden plantear de distintas maneras, teniendo en cuenta que se puede hacer de toda la vivienda o de espacios a destacar en cada una.

  • Una visita guiada, en la que el agente inmobiliario va explicando con lujo de detalles las características del inmueble y sus distintos espacios, puede ser combinando el tour virtual con una video llamada o a través de un programa informático.
  • Recorridos por sí mismo, donde el posible comprador sea quien marque el ritmo y recorra las distintas estancias con su dispositivo.
  • Una estación de realidad virtual en la oficina donde el usuario pueda acceder, utilizar las gafas de realidad virtual y sentirse realmente dentro del espacio.

    Fuente: pexels-fauxels

  • Open house virtual, donde transmitas en directo el recorrido por la vivienda.

Una alternativa al recorrido virtual puede ser grabar vídeos de calidad donde el agente inmobiliario muestre el inmueble desde el exterior y recorra todos sus espacios. El punto es disponer de la mayor cantidad de medios posibles para que los clientes compradores conozcan el inmueble y captar su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *