Visitas inmobiliarias en tiempos de COVID

Consejos básicos para realizar visitas inmobiliarias en tiempos de Coronavirus

Tras una semana de Cantabria haber pasado a la fase 1, publicamos en nuestras redes sociales 4 consejos básicos para tener en cuenta a la hora de visitar una vivienda durante esta nueva normalidad. Hoy queremos hacer de ello un blog y ampliarlo porque es importante que se sigan teniendo las debidas precauciones de seguridad, ya que implementar algo nuevo de golpe en el día a día cuesta y se olvida.

Primero recomendamos a todos los asesores inmobiliarios, tanto los que conforman este portal inmobiliario como los que no, a utilizar todos los recursos que disponen antes de visitar un inmueble, es decir hacer una presentación de la vivienda utilizando medio fotográficos, vídeos, tour virtuales, visitas guiadas o explicativas mediante videoconferencia y plano.

Una vez el cliente haya visto y recorrido con tu ayuda dicho inmueble, si sigue interesado en realizar la visita, al programarla ten en cuenta los siguientes aspectos:

1. Asegúrate de que tu cliente no esté contagiado.
2. Envíale el protocolo de seguridad de tu empresa.
3. Establece el número máximo de personas que pueden acudir a la visita.
4. Si tienes más de una visita a ese inmueble establece horas que no coincida la salida de unos clientes con la entrada de otros.
5. Lleva mascarillas, guantes y gel desinfectante para ti y repuesto, ya que puede que a tu cliente se le olvide.
6. LLEVA MASCARILLA PUESTA, sí lo repetimos y es que cuesta acostumbrarse pero hay que hacerlo y no solo llevarla puesta, sino bien puesta.
7. Evita tocar mobiliarios dentro de la vivienda.
8. Digitaliza firmas y documentación.
9. Comparte este blog con todos tus compañeros, puede que algunos sean metódicos y les sea más fácil acostumbrarse a siempre llevar mascarilla, pero habrá quienes se les olvide por completo.

Y por último y no menos importante, cerramos con la sonrisa, es cierto que tener la mascarilla, mantener la distancia y no dar la mano o dos besos como antes puede hacer sentir la visita más distante, pero que nadie te quite la sonrisa porque se refleja en los ojos y transmite buenas vibras, así que sonríe. Hay que intentar ser como antes o incluso mejor, sin hacer lo de antes, es decir hablar, explicar las características de la vivienda, acompañar al cliente unos momentos y también dejar que recorra la vivienda por su cuenta y evitar el contacto físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *