Cómo organizar un Open House

Qué es un Open House y 10 consejos a tener en cuenta para tener éxito

A la hora de dar a conocer una vivienda, el asesor inmobiliario debe utilizar todas las herramientas de las que dispone, así como estrategias de marketing, entre ellas se encuentra el Open House (jornada de puertas abiertas) y que seguro habrás visto en películas o programas de televisión de Estados Unidos.

Consiste en abrir literalmente las puertas de una vivienda para que todo aquel interesado pueda recorrerla sin necesidad de concretar una cita previa. Esta estrategia permite que el asesor inmobiliario de a conocer dicho inmueble a la mayor cantidad de posibles compradores de forma simultánea.

Algunas de sus ventajas son:

• Permite tener visitas con varias personas en un mismo día
• Favorece y estimula la competencia entre posibles compradores
• Posibilidad de que el posible comprador analice más a fondo la propiedad
• Se realzan los puntos fuertes de la vivienda
• La vivienda gana más reconocimiento

Cabe destacar que para llevar a cabo un Open House, es necesario llevar a cabo los siguientes pasos:

1. Planificar con antelación Este tipo de eventos requieren tiempo y organizarse es lo principal. Elegir el día adecuado y hacer una lista de todas las tareas pendientes para hacer el evento e invitar con tiempo, porque no solo es preparación del asesor inmobiliario, sino también de los posibles compradores, para que pueda gestionar su tiempo y agendar el día de la visita.

2. El horario Ideal tener en cuenta que el horario elegido debe ser inclusivo, por lo que debe abarcar una franja fuera del horario laboral.

3. Difusión Dar a conocer el evento y los datos, a través de todos los medios posibles, redes sociales, newsletter, whatsapp y folletos que pueden ser utilizados antes y durante el evento para entregar y dar más información.

4. Invitar a los vecinos utilizando algo más que la voz, para que no se olvide.

5. Preparar la vivienda La primera impresión cuenta, por lo que la limpieza, iluminación, decoración e incluso home staging son necesarios para resaltar el atractivo de la vivienda.

6. Localización Una vez se ha informado sobre la hora y el lugar, utilizar elementos que permitan identificar con facilidad cuál es el inmueble del Open House, ya sea en las ventanas o en el portal (con autorización previa).

7. Formulario que los visitantes aporten sus datos y opinión sobre la vivienda durante el open house es fundamental, ya que es la herramienta que se utilizará para medir el nivel de interés y medir los resultados del evento.

8. Marcar la diferencia un detalle de agrado, un aperitivo, bebidas o chocolates y buena música de ambiente.

9. Sin propietarios Sin ofender, los propietarios deben comprender que muchos clientes pueden sentirse incómodos o cohibidos de recorrer la vivienda libremente.

10. Llegar antes Preparar todo con tiempo y dedicar unos minutos a las redes sociales una vez esté todo listo con directos o videos ya que sirve como recordatorio a aquellos que están pendiente de las redes.

Como alternativa al Open House tradicional, planteamos el uso de la tecnología y la redes sociales. Ya sea un vídeo o un directo con recorrido por las distintas estancias de la vivienda mientras se explican las características.

Pasada la jornada, plantear un seguimiento de todos los que acudieron al Open House, para conocer más a fondo su interés y opinión.

Visitas inmobiliarias en tiempos de COVID

visitas inmobiliarias en tiempos de COVID

Consejos básicos para realizar visitas inmobiliarias en tiempos de Coronavirus

Tras una semana de Cantabria haber pasado a la fase 1, publicamos en nuestras redes sociales 4 consejos básicos para tener en cuenta a la hora de visitar una vivienda durante esta nueva normalidad. Hoy queremos hacer de ello un blog y ampliarlo porque es importante que se sigan teniendo las debidas precauciones de seguridad, ya que implementar algo nuevo de golpe en el día a día cuesta y se olvida.

Primero recomendamos a todos los asesores inmobiliarios, tanto los que conforman este portal inmobiliario como los que no, a utilizar todos los recursos que disponen antes de visitar un inmueble, es decir hacer una presentación de la vivienda utilizando medio fotográficos, vídeos, tour virtuales, visitas guiadas o explicativas mediante videoconferencia y plano.

Una vez el cliente haya visto y recorrido con tu ayuda dicho inmueble, si sigue interesado en realizar la visita, al programarla ten en cuenta los siguientes aspectos:

1. Asegúrate de que tu cliente no esté contagiado.
2. Envíale el protocolo de seguridad de tu empresa.
3. Establece el número máximo de personas que pueden acudir a la visita.
4. Si tienes más de una visita a ese inmueble establece horas que no coincida la salida de unos clientes con la entrada de otros.
5. Lleva mascarillas, guantes y gel desinfectante para ti y repuesto, ya que puede que a tu cliente se le olvide.
6. LLEVA MASCARILLA PUESTA, sí lo repetimos y es que cuesta acostumbrarse pero hay que hacerlo y no solo llevarla puesta, sino bien puesta.
7. Evita tocar mobiliarios dentro de la vivienda.
8. Digitaliza firmas y documentación.
9. Comparte este blog con todos tus compañeros, puede que algunos sean metódicos y les sea más fácil acostumbrarse a siempre llevar mascarilla, pero habrá quienes se les olvide por completo.

Y por último y no menos importante, cerramos con la sonrisa, es cierto que tener la mascarilla, mantener la distancia y no dar la mano o dos besos como antes puede hacer sentir la visita más distante, pero que nadie te quite la sonrisa porque se refleja en los ojos y transmite buenas vibras, así que sonríe. Hay que intentar ser como antes o incluso mejor, sin hacer lo de antes, es decir hablar, explicar las características de la vivienda, acompañar al cliente unos momentos y también dejar que recorra la vivienda por su cuenta y evitar el contacto físico.

¿Qué preguntar durante una visita inmobiliaria?

6 preguntas que todo cliente debe hacer al inmobiliario durante una visita

La compra de un inmueble es una decisión importante y por ende hay que tener la mayor cantidad de información posible, así que estas son las preguntas que todo cliente debe hacerle a su asesor inmobiliario. Muchas de ellas también pueden servir como base al agente inmobiliario para dar más explicación sobre la vivienda.

Muchas veces se pasa por alto preguntas cosas de las características de la vivienda o de los propios costes y aunque se podrá hacer más de una visita, no está de más nutrirse de información valiosa.

1. ¿Cuál es la superficie de la vivienda?
Se debe tener en cuenta que no es lo mismo superficie útil que construida, es importante conocer la útil ya que son los metros cuadrados que te van a servir como espacio interior de la vivienda.

2. Si necesita reforma, ¿Cuánto va a costar aproximadamente una reforma?
Consideramos que esta es una pregunta un tanto abierta, ya que depende de los gustos y “caprichos” que quiera cada persona, así que en respuesta a esta pregunta el asesor puede tener información sobre un estimado de coste de reforma por metros cuadrados.

3. ¿Cuánto tiempo lleva en venta?
Como bien sabrás, puedes hacer una oferta por las viviendas disponibles en el mercado, teniendo en cuenta no ofender. Si una vivienda tiene tiempo disponible en venta, es más probable que la oferta que hagas salga adelante, siempre y cuando sea razonable.

4. ¿Hay obras previstas en este edificio?
Importante estar informado y contar con todo lo que incurre en gastos. Saber si hay obras pendientes, si la derrama ya está cubierta por los actuales propietarios o si es un gasto que incurrirá en los compradores más adelante.

5. ¿Cuáles son los gastos de comunidad?
Los gastos de comunidad se paga en función al porcentaje de participación en el edificio, en función a metros cuadrados de la vivienda y a la cantidad de vecinos (entendiendo esto claro, en caso de ser edificio) . También si el pago está al día.

6. ¿Qué es lo que más te gusta de la casa?
Esta pregunta la puede hacer tanto el asesor inmobiliario como el cliente. El agente para conocer aún más los gustos del cliente y saber que busca en realidad y el cliente porque los profesionales inmobiliarios han visto y ven muchas casas cada semana y pueden fácilmente identificar aspectos favorables de la vivienda e incluso evaluar la calidad de los materiales.

Estas son algunas de las preguntas que un cliente puede hacer a su asesor inmobiliario a la hora de visitar un inmueble. Añadidas a estas, cabe preguntar sobre la comunicación (medio de transporte cercanos), parques, supermercados y demás. Es importante conocer la zona y los servicios que dispone en su proximidad.

¿Tienes en mente alguna otra pregunta para hacer durante una visita inmobiliaria? ¡Coméntanos debajo!