¿Qué debe tener una web inmobiliaria?

Más del 90% de las personas empiezan la búsqueda de un inmueble a través del internet. Tanto el posible comprador como el vendedor harán una búsqueda para conocer inmobiliarias y para tener una idea de precios según la zona. En los tiempos que corren no basta con tener una web, hay que destacar entre los demás y responder a las búsquedas del cliente. Así toma nota, porque si no tenías en cuenta estos puntos debes ponerte con ellos ¡YA!.

• Contar con el certificado de seguridad SSL.

• Diseño atractivo, usable y práctico. De fácil navegación.

• Diseño responsive; que el diseño permita la adaptación a distintos los dispositivos y se puedan utilizar correctamente las diversas funcionalidades.

página web responsive

• Velocidad de carga; los usuarios cada vez demandan más rapidez y de no ser así es probable que abandonen, así que ¡échale un vistazo a tu velocidad de carga!

• Multi – idioma; sobretodo si una parte de tu público proviene del extranjero y su idioma oficial no es el español. Ojo aquí con las traducciones de google, no siempre son las adecuadas.

• Información de tu empresa, quienes sois y qué hacéis.

• Formulario de contacto.

• Buscador de inmueble. Suena obvio y es en lo primero que se piensa, pero ten en cuenta que debe ayudar a responder lo que el cliente necesita.

• Detalle de los servicios que ofreces.

• Conecta SIEMPRE con tus redes sociales. Es una de las estrategias para que también te sigan en tus medios sociales.

• ¡Llamada a la acción! No olvides este aspecto, es fundamental, ya sea rellenar formulario, escribir email o por whatsapp, suscribirse a las newsletter, seleccionar inmuebles como favoritos, actualizaciones sobre modificación de un inmueble, entre otros…

Hay muchos otros aspectos a tener en cuenta, estos han sido una pincelada de los que NO debes olvidar, y claro, no menos importante la presentación del inmueble con fotos de calidad, buenas y creativas descripciones, así como lo detallamos en el blog “Claves para anunciar inmuebles online”

¿Qué preguntar durante una visita inmobiliaria?

6 preguntas que todo cliente debe hacer al inmobiliario durante una visita

La compra de un inmueble es una decisión importante y por ende hay que tener la mayor cantidad de información posible, así que estas son las preguntas que todo cliente debe hacerle a su asesor inmobiliario. Muchas de ellas también pueden servir como base al agente inmobiliario para dar más explicación sobre la vivienda.

Muchas veces se pasa por alto preguntas cosas de las características de la vivienda o de los propios costes y aunque se podrá hacer más de una visita, no está de más nutrirse de información valiosa.

1. ¿Cuál es la superficie de la vivienda?
Se debe tener en cuenta que no es lo mismo superficie útil que construida, es importante conocer la útil ya que son los metros cuadrados que te van a servir como espacio interior de la vivienda.

2. Si necesita reforma, ¿Cuánto va a costar aproximadamente una reforma?
Consideramos que esta es una pregunta un tanto abierta, ya que depende de los gustos y “caprichos” que quiera cada persona, así que en respuesta a esta pregunta el asesor puede tener información sobre un estimado de coste de reforma por metros cuadrados.

3. ¿Cuánto tiempo lleva en venta?
Como bien sabrás, puedes hacer una oferta por las viviendas disponibles en el mercado, teniendo en cuenta no ofender. Si una vivienda tiene tiempo disponible en venta, es más probable que la oferta que hagas salga adelante, siempre y cuando sea razonable.

4. ¿Hay obras previstas en este edificio?
Importante estar informado y contar con todo lo que incurre en gastos. Saber si hay obras pendientes, si la derrama ya está cubierta por los actuales propietarios o si es un gasto que incurrirá en los compradores más adelante.

5. ¿Cuáles son los gastos de comunidad?
Los gastos de comunidad se paga en función al porcentaje de participación en el edificio, en función a metros cuadrados de la vivienda y a la cantidad de vecinos (entendiendo esto claro, en caso de ser edificio) . También si el pago está al día.

6. ¿Qué es lo que más te gusta de la casa?
Esta pregunta la puede hacer tanto el asesor inmobiliario como el cliente. El agente para conocer aún más los gustos del cliente y saber que busca en realidad y el cliente porque los profesionales inmobiliarios han visto y ven muchas casas cada semana y pueden fácilmente identificar aspectos favorables de la vivienda e incluso evaluar la calidad de los materiales.

Estas son algunas de las preguntas que un cliente puede hacer a su asesor inmobiliario a la hora de visitar un inmueble. Añadidas a estas, cabe preguntar sobre la comunicación (medio de transporte cercanos), parques, supermercados y demás. Es importante conocer la zona y los servicios que dispone en su proximidad.

¿Tienes en mente alguna otra pregunta para hacer durante una visita inmobiliaria? ¡Coméntanos debajo!

¿Cuándo se puede vender una vivienda VPO?

Si estás leyendo este blog es porque ya sabes Qué es una vivienda protegida y que se puede vender, no obstante hay que tener claro el cuándo , el cómo y a quién. Lo primero que se debe saber es que el cliente interesado en comprar una vivienda protegida debe cumplir una serie de requisitos y tener las documentaciones citadas en el blog anterior como por ejemplo:

• Que sea para vivienda habitual y permanente
• No se propietario de otros inmuebles
• La unidad familiar no debe superar los ingresos máximos permitidos (anual) según cada comunidad.
• Estar inscritos en el registro público como demandante de vivienda

“Para vender una vivienda VPO se debe tener en cuenta el precio máximo establecido por ley.”

Una vez aclarados y recordados estos aspectos, el propietario de una vivienda VPO tiene dos escenarios para poder vender su inmueble:

• Vender antes de 10 años de la compra
• Vender después de 10 años de la compra

¿Cómo vender una vivienda de protección oficial antes de 10 años de su compra?

Primero se debe tener claro que debe hacer un motivo justificado como por ejemplo:
• Incremento en el número de los miembros de la familia.
• Por necesidad de un miembro de la familia mayor de 65 años
• Traslado de ciudad por temas laborales.

Una vez identificado el motivo, se debe presentar la solicitud de venta a la consejería de vivienda, quienes allí establecen el precio máximo permitido para la venta de dicho inmueble. También se puede solicitar la descalificación de la vivienda como protección oficial, siempre y cuando se acredite que se ha residido en ella de forma habitual durante 5 años, que el tipo de suelo y condición de la misma lo permita y devolver la ayuda exigida, así como hacer frente a los intereses legales que correspondan.

¿Cómo vender una vivienda de protección oficial después de 10 años de su compra?
A diferencia del caos anterior, sin importar que se haya recibido la ayuda pública, no es necesaria una autorización previa. No obstante es importante tener en cuenta que el precio máximo de venta lo determina la Comunidad Autónoma y el tiempo que ha pasado desde la compra.

Es importante destacar que poder vender una vivienda VPO, el comprador debe cumplir con los requisitos establecidos y que hemos mencionado en el blog anterior Qué es una vivienda protegida.

En Convivencia. Es, el portal de las exclusivas inmobiliarias, contamos con profesionales del sector capacitados para orientarte y ayudarte a buscar un comprador para tu vivienda VPO o ayudarte a encontrar la vivienda VPO que encaje con lo que necesitas y buscas.

¿Qué es una vivienda protegida?

Una vivienda protegida es aquella construida con una serie de parámetros pautados por cada comunidad autónoma, es decir que tiene dimensiones máximas y precio máximos tanto de venta como de alquiler. Este precio será por tanto inferior al de una vivienda libre, no obstante tendrá una serie de limitaciones.

Esta tipología de viviendas son promovidas por empresas privadas, públicas e incluso por cooperativas de compradores cuya intención es ahorrar costes mediante la asociación.

¿Cuáles son las limitaciones de una vivienda protegida?
Al no ser una vivienda de carácter libre, sino que va marcada por estándares, tiene las siguientes limitaciones durante todo el tiempo que dure su régimen.

• Debe destinarse a vivienda habitual y permanente.
• Quien/es disfruten de esta vivienda no deben tener ingresos superiores a cantidades determinadas.
• Tiene precio máximo de venta / alquiler que lo establece cada comunidad autónoma, municipio, ley vigente y el tipo de protección que tenga.

¿Cuáles son los tipos de viviendas protegidas?
Los tipos de viviendas protegidas varían según la comunidad, en el caso de Cantabria pueden ser los siguientes y el tiempo de duración del régimen varía entre 10, 20, 30 y 50 años según la tipología. (Datos de Cantabria)

Régimen Especial (VPO* y VPP*) cuando una promoción se dirige a un público con ingresos sean inferiores a 2,5 veces el indicador IPREM.

Régimen General (VPP) cuando pueden acceder a ellas los compradores con ingresos equivalentes a 4,5 veces el indicador IPREM o inferiores.

Precio Concertado (VPP) casas o pisos con un precio fijado y unas determinadas condiciones de financiación.

Régimen Autonómico (VPP) para optar a este tipo de vivienda se han fijado en 6,5 veces el IPREM (similar al Salario Mínimo Interprofesional).

*VPP: Viviendas de protección pública
Tipología en la que tanto la compra del suelo, como la financiación y la construcción las gestiona un ente público. Su entrega se realiza mediante sorteo o concurso público.

*VPO: Viviendas de protección oficial
Esta tipo de viviendas la otorga el Estado a los solicitantes según los puntos que acumulen y cumple una serie de condiciones pautadas según cada comunidad autónoma.

Requisitos para comprar una vivienda de VPO
• Inscribirse en un registro público de demandantes de viviendas protegidas de la Comunidad Autónoma en la que se esté empadronado.
• No disponer de otra vivienda en propiedad.
• Domicilio fiscal en dicha Comunidad Autónoma.
• No superar los ingresos familiares ponderados anuales de: (Para Cantabria)

6,5 veces el IPREM viviendas de régimen autonómico.
4,5 veces el IPREM viviendas de régimen general.
2,5 veces el IPREM viviendas de régimen especial y arrendamiento.

Cómo saber el valor de una vivienda

El precio de mercado de una vivienda va más allá de lo que se piense o sienta que vale, debe estar basado en datos y condiciones del inmueble. Y estos son algunas claves que se deben tener en cuenta para conocer el valor de una vivienda.

Identificar: es importante visitar el inmueble para conocer sus características, con la referencia catastral se podrá conocer la superficie construida y de parcela que corresponde a esa vivienda y cómo está distribuida, ya sea si está distribuido en cada planta, si hay zona de aparcamiento y el límite de la parcela.

Conocer el inmueble: saber si la vivienda es libre o es de protección oficial, esto influirá en su valor.

Visita el inmueble: no se puede determinar el valor de una vivienda si realmente no se conoce. Por lo que dentro de este punto se debe de analizar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Ubicación y características del entorno.
  • Facilidad de movilidad peatonal y de transporte.
  • Proximidad de servicios como supermercados, hospitales, entre otros.
  • Calidad del edificio, estado de conservación y si dispone de ascensor.
  • Orientación de la vivienda y de cada espacio, por ejemplo a donde está orientado el salón y los dormitorios (norte, sur, este, oeste), al exterior o a patio.
  • Si es necesaria reforma o no.
  • Distribución y número de habitaciones / estancias.
  • Instalaciones y estado actual de las mismas (gas, luz, agua).
  • Condición de los suelos, puertas, ventanas y paredes.
  • Si dispone de extras como terraza, garaje, trastero, vistas.
  • Destacar si tiene algún elemento cocina, baño o terraza que puede aumentar su valor.

Testigos: Llegados a este punto se debe buscar en bases de datos fiables ejemplos de viviendas vendidas con características lo más parecidas posibles y en la misma zona, con el objetivo de tener referencia de precios de venta. Este es un paso fundamental a la hora de valorar una vivienda con el mercado actual.

“La localización es un parámetro determinante al momento de valorar una vivienda”

Si eres una agente inmobiliario esos son aspectos que debes tener en cuenta para una buena valoración, si eres un propietario te habrás dado cuenta de que necesitas ayuda de un profesional para saber el precio de mercado de tu vivienda, por lo que no dude en ir al apartado agencias para que conozcas las inmobiliarias con las que trabajamos.

¿En qué fijarse al visitar una vivienda?

10 detalles para fijarse cuando se visita una vivienda

Ya sea para comprar o alquilar, una visita física o virtual, hay ciertos detalles que no se deben pasar por alto, así que ojo a estas 10 reglas para que no dejes pasar nada por alto. Aunque muchos de los aspectos no se puedan apreciar durante la visita virtual, puedes ir tomando nota del resto y cuando puedas ir a conocerla lo retomas.

1. Tiempo. Es importante acudir a la visita sin prisas, las prisas son malas consejeras, y aquí necesitarás tiempo para recorrer la vivienda, analizar cada detalle del interior y conocer cómo es su entorno. Es cierto que cuando se trata de una vivienda en alquiler las cosas van con un poco más de soltura y la decisión se puede llegar a tomar en el momento, no obstante, también es importante tomarse su tiempo.

2. En compañía mejor. Si va a vivir más de una persona lo ideal es que vayan todos, en caso contrario, recomendamos la primera visita hacerla sin compañía y buscar refuerzo en alguien de confianza para la segunda visita. Hay veces que es necesario un apoyo para comprobar que la decisión es la correcta.

3. La zona. Muchas personas en el momento en que deciden comprar ya tienen una zona o barrio en mente, no obstante recomendamos informarse bien sobre cómo es, ya que cuando se compra una vivienda no se trata del interior, sino también de todo lo que le rodea. El acceso, aparcamiento, zonas verdes…

4. Fachada. Importante tener en cuenta la condición en la que se encuentra la fachada, eso te ayuda a tener una idea de si se requiere hacer alguna reforma, lo cual implica futuras derramas.

5. Probar, probar y probar… Asegurarse de que todo funcione correctamente, sobre todo en alquiler ya que es donde mayormente se deja el mobiliario. Probar no está demás, incluso en venta, puedes comprobar si la puerta del garaje funciona, que las ventanas se abren sin problema, hasta puedes echarle un ojo a las dimensiones de la escalera / ascensor en caso de haber, porque para temas de la mudanza, hay que tenerlo todo en cuenta.

6. Distribución. Este aspecto viene por defecto en la mente de cada persona que visita una vivienda, es fundamental saber si es cómoda, funcional, atractiva, si realmente es lo que necesitas y estás buscando.

7. Ubicación de las estancias. Este punto va un poco de la mano del anterior, pero veámoslo como una rama del árbol, porque aquí te proponemos que al entrar en uno de los espacios de la vivienda pienses en lo que hay fuera, es decir que hay abajo y arriba para tener una idea de si es frío o caliente el espacio, la orientación e incluso si está orientado a patio o al exterior.

8. ¿Ruidos? ¿Olores?. Que la emoción no te nuble los sentidos, abre las ventanas si no están abiertas y escucha, huele, nútrete de lo que se percibe en la vivienda ya sean ruidos u olores internos o externos.

9. Suelo y paredes, puertas y ventanas. Es importante fijarse en el tipo de material y la condición en la que se encuentran los suelos, las paredes, las ventanas y las puertas, sobretodo la principal que es la que da mayor seguridad. Aquí igualmente aplica el punto 5 de “probar, probar y probar…”

10. El horario. Es el último consejos que te damos en este blog y es uno fundamental, independientemente de la zona que se encuentre la vivienda, comercial, residencial o de ocio, visita el inmueble durante la hora de mayor afluencia, en caso de no ser posible coordinar la visita en esa hora con una de las agencias inmobiliarias de nuestro portal, te recomendamos acudir por tu cuenta y ver qué pasa en el entorno a esa hora punta.

¿Tienes en mente algún otro aspecto a fijarse durante una visita? ¡Compártelo!

5 cosas que se deben evitar al poner un inmueble en venta

A continuación te presentamos 5 mandamientos que tu cliente debe tener claro y evitar a la hora de poner su vivienda en venta. Está en tus manos como agente inmobiliario que los entienda, interiorice y lleve a cabo con tu ayuda.

1. Decir no a las mejoras
Es muy importante que tu cliente entienda que no debe subestimar el poder de las primeras impresiones. Reparar problemas obvios e incluso dar una que otra mano de pintura aumentarán las posibilidades de enamorar a futuros compradores y que se hagan ofertas por su inmueble.

Se trata de actualizar, reparar, colocar bombillas y mejorar aspectos de la vivienda, nunca de sobre-mejorar, quienes buscan una vivienda la quieren convertir en su hogar y por ende que la decoración vaya acorde a sus gustos. Así que no es hacer una mega inversión para repararla por completo antes de ponerla a la venta.

2. No limpiar
Más allá de las alergias, nadie se siente a gusto entrando a un lugar donde tiene que estar más pendiente al “que no tocar por error” en vez de al espacio y la distribución. Si tus propietarios no pueden gestionar la limpieza es tarea tuya recomendarles empresas que se encargan de ello y dejarles saber que todo es para el bien de la vivienda y hacerla más atractiva y visitable.

vivienda desordenada

3. Decorar en exceso
Siguiendo de la mano con los puntos anteriores, también hay viviendas amuebladas que no necesitan un lavado de cara y que quieres presentar de la mejor manera posible, pues bien, toma nota, porque aquí lo ideal es neutralizar la decoración, que sirva para gusto de cualquiera que la visite no solo para ellos, porque a fin de cuentas ellos quieren venderla a otros.

¡Olvida los colores llamativos y las últimas tendencias en decoración!

4. Quedarse y jugar al escondite
A los compradores les gusta imaginarse viviendo en ese lugar y para eso necesitan espacio y libertad, así que las visitas al inmueble es mejor dejarlas en manos de los agentes inmobiliarios, lo ideal es que los propietarios no estén presentes, así los posibles compradores se sentirán en más libertad de recorrer los espacios.

Tu cliente vendedor debe entender que esa hora en la que tendrás la visita la puede aprovechar para hacer cualquier gestión, sabemos que hay casos y casos y que muchos propietarios no pueden irse durante la visita o simplemente no quieren, tampoco se trata de obligar así que, en caso de ser así lo recomendable es que no estén recorriendo junto a ti y los compradores. Nada de jugar al escondite y estar asomando la cabeza de vez en cuando para ver por donde va o cómo va la visita.

5. Ocultar los problemas
Si el inmueble que vas a comercializar necesita reforma total, este punto no aplica, pero aquellos inmuebles en los que el propietario no está dispuesto a reparar nada para vender, es IMPORTANTE que esos desperfectos no se intenten esconder a quienes visitan la vivienda, si las reparaciones o reformas pueden llegar a repercutir fuertemente en el aumento del precio final de la vivienda, ¡déjalo saber! El cliente comprador sabe sobre ese handicap, el comprador te lo agradecerá y sentirá incluso más confianza en ti por la honestidad.

¿Tienes en mente algún otro “mandamiento”? ¡Escríbenos en los comentarios!

¿Qué es la postventa inmobiliaria?

Cuidar todos los aspectos de tu empresa es muy importante durante las fases de preventa, venta y postventa. El servicio de atención al cliente es una de las mejores estrategias para garantizar el crecimiento de tu negocio. Dentro de este tipo de servicios se encuentra la postventa, el cual si no se lleva a cabo puede hacerte perder oportunidades de negocio y la posibilidad de tener contacto con más y nuevos clientes.

Las probabilidades de conseguir que los clientes den referencias sobre ti son muy altas si realmente has desempeñado un buen trabajo. A los que has orientado, acompañado y ayudado a encontrar o vender un inmueble serán los primeros en hablar de ti con sus conocidos, amigos, familiares y hasta compañeros de trabajo. Igualmente para aquellos propietarios que ya te han confiado la venta de un inmueble, en caso de tener otras propiedades, es muy probable que te las den para que gestiones la venta.

“Clientes contentos y más clientes”

Esta es una pregunta sin respuesta, porque queremos que la analices y que la pienses bien, ¿cuál es tu enfoque, captar propietarios o captar clientes? Si quieres escribirnos tu respuesta y el porqué ¡eres bienvenido!.

Las buenas acciones, el buen seguimiento y las buenas prácticas se traducen en beneficios y no nos estamos refiriendo al económico, sino a buenos comentarios, buenas valoraciones, fidelización de clientes y claro, menos gastos publicitarios, aumento de ventas y mejora de la imagen. Para esto hay que tener claro que la venta de un inmueble NO termina cuando se hace la entrega de llaves, con un servicio de postventa de calidad el proceso se hace más largo e incluso puede hasta no acabar si se quiere que se vea como el valor añadido.

“Crear lealtad y marca”

Todo lo que hagas por tu propietario, los diferentes servicios inmobiliarios que le ofrezcas, las dudas y orientaciones que les des, suma valor a tu servicio y a una buena postventa, también lo son:

• La calidad del servicio
• El trato profesional y cercano
• El tiempo de respuesta y soluciones de dudas
• La orientación recibida
• Y las acciones / estrategias de marketing

Esos son solo algunos puntos que te ayudan a reforzar el servicio al cliente y la propia venta, pero ¿Qué debes hacer en la fase de postventa? Se resume en contacto, mantener el contacto sin llegar a agobiar. Algunos ejemplos sobre cómo puedes mantener la comunicación son:

• Una llamada telefónica para saber qué tal
• Una visita a la vivienda sobretodo si ha sido reformada para conocer el estado actual (dependerá de la confianza y relación con el cliente).
• Tarjeta física o virtual de agradecimiento o de felicitación en alguna fecha relevante.
• Encuesta de satisfacción

Junto a estas ideas de postventa puedes pedir que te dejen una reseña o una puntuación en redes sociales o en Google. ¿Estás listo para dejarnos la respuesta a cuál es tu enfoque o quieres dejar alguna estrategia de postventa? ¡Escríbenos debajo!

Claves para anunciar inmuebles online

Claves para elaborar anuncios

Está demás decir que es importante anunciar un inmueble online, ya lo sabrás de sobra, y es que con tantos avances y tantos cambios hay que intentar llegar a la mayor cantidad de público posible. Por eso hemos preparado una serie de consejos sobre cómo debes publicar tus inmuebles en venta / alquiler para llegar a tu público objetivo.

El tiempo de venta de un inmueble dependerá no solo de su precio respecto al valor en el mercado, sino también de la calidad de la publicación de la misma.

El título, debe ser breve, directo y atractivo.

El texto, es imprescindible cuidar la descripción de la vivienda, que sea fiel a la realidad, con enfoques directos y sencillos, que no den cabida a dudas destacando los aspectos positivos de la misma, sin llegar a exagerar ni mentir.

La longitud de la descripción debe estar entre unas 300-600 palabras, y ahora me preguntarás ¿Cómo escribir tanto si no es un inmueble con muchos metros cuadrado? Pues sencillo, una vez sentados frente al ordenador y antes de comenzar a escribir en esa espacio en blanco, sonríe, e imagínate que estás físicamente en el inmueble, comienza a describir por el entorno, lo que ves en el exterior y dónde está, si tienes información relevante o de interés turístico sobre la zona ¡añádelo!. Las mejores descripciones de un inmueble son aquellas que van de afuera hacia adentro.

La descripción de un inmueble debe ser ordenada y en forma de recorrido, es decir ir describiendo los espacios como si estuvieras entrando en cada uno de ellos y describirlos de una manera que realmente llegue a los demás y se sientan identificados con lo que pueden hacer en ese lugar cuando adquieran el inmueble.

¡Se creativo, rompe los esquemas!

Fotografías y vídeos de calidad. Ten en cuenta que la primera impresión cuenta y que por ende, tanto las fotos como vídeos que haga deben ser profesionales y de buena calidad. También la cantidad de fotos y lo cerca que estén de la realidad, menos retoques / efectos posibles y no olvides fotografiar ningún espacio interior o exterior, tanto el garaje, la fachada como el exterior son importantes.

El precio, si realmente quieres vender un inmueble y que no se queda meses y meses o hasta años “en venta” lo ideal es establecer el precio según el valor actual del mercado, la ubicación y las características del mismo.

Llega al corazón, tu anuncio debe transmitir, te diriges a personas y debes hacer que la información llegue y genere sensaciones y emociones. Haz que tus clientes se sientan a gusto recorriendo ese inmueble a través de la pantalla de sus ordenadores o móviles.

Llamada a acción, no olvides crear al final esa frase que haga reaccionar al cliente para que decida contactarte.

Cómo gestionar el “Yo me quedo en casa” para un agente / asesor inmobiliario

¿Te cancelan visitas y no sabes qué hacer?

Es el momento de hacer uso de las herramientas digitales y no perder el contacto con tus clientes, escuchar y asesorar según el proceso en que se encuentren respecto a la compra – venta de una vivienda.

Sabemos que interactuar cara a cara con los clientes es muy importante para un agente inmobiliario porque así se pueden ver, conocer las emociones y empatizar con ellos. No obstante, aunque de momento esto no puede ser posible, mantener una buena comunicación y un contacto no es tan difícil, incluso hasta una videoconferencia.

Así que es momento de hacer uso de la tecnología, mantener encendidos esos dispositivos móviles, realizar llamadas, escribir por whatsapp o hasta una video-conferencia si lo que necesitas comunicar es más formal.

Si necesitas enseñar una vivienda, utiliza todos los recursos que dispongas, ya sea mostrar vídeos de recorridos por la vivienda, visitas virtuales y planos. Si no dispones de estos recursos puede realizar una video – conferencia e ir mostrando cada uno de las estancias explicando y dando detalles como si realmente estuvieras en el lugar físico, para que esa interacción sea algo más que “pasar las fotos de la web”, esto hace que se genere confianza y buena interacción entre tu cliente y tu.

Mantener la comunicación es de vital importancia sobre todo en estos momentos que estamos todos en casa. ¡Así que te animamos a no olvidar a tus clientes!

Este tiempo en casa, también te puede servir para:

1. Organizar la agenda.

2. Poner en orden papeles.

3. Revisar todos tus inmuebles en cartera y cerciorarte de que todo está en orden, expuesto y explicado de la mejor manera posible.

4. También puedes ponerte en marcha con ese curso de formación online que llevas tiempo queriendo hacer.

5. Realizar informes de seguimiento de tus inmuebles, es decir preparar documentación para tus clientes propietarios sobre qué se ha hecho en su vivienda, las visitas que ha tenido, donde se está publicitando y demás.

6. Y claro, es también un buen momento para pedir a tus clientes que valoren tus servicios en las reseñas de google o en tus redes sociales, eso sí, tampoco se lo pongas tan difícil y envíales el enlace.

Si tienes alguna otra idea sobre cómo interactuar con el cliente estando todos en casa, escríbela aquí.