Visitas virtuales

La manera de enseñar inmuebles cambia y hay que adaptarse a los nuevos tiempos. La tecnología permite ahorrar un valioso tiempo y debemos sacar provecho del mismo, y es que los avances tecnológicos vinieron para quedarse y el sector inmobiliario no se queda atrás.

Hay diversas alternativas que se pueden implementar para dar un toque extra a la presentación de inmuebles aparte de una buena descripción, fotos de calidad y vídeos. Hacer uso de planos en 3D (tres dimensiones), realidad virtual, recorridos virtuales 360º o recorrido dirigidos por el agente, son algunas herramientas que sin duda aportarán valor a tu servicio.

Pero, ¿qué es un tour virtual? La visita virtual es una forma de conocer un lugar por medio de una herramienta digital, en la que el usuario podrá ver la simulación de un espacio real y recorrerlo de forma virtual, es decir sin estar presente en y a través del ratón o moviendo el dedo en el móvil/ tableta.

Algunas ventajas son:

  • Ahorro de tiempo
  • Eliminar barreras geográficas
  • Disponibilidad a cualquier hora del día
  • Ganar visibilidad
  • Mostrar el estado actual y real del inmueble
  • Destacar el inmueble

Las visitas o recorridos virtuales no solo ahorran tiempo y dinero, sino que también crean nuevas experiencias y sensaciones en el usuario. Estas herramientas pueden ser utilizadas como primera toma de contacto del posible comprador con el inmueble, sobretodo si tiene interes en visitar más de una vivienda; sería como una criba para al final visitar físicamente aquél que realmente se adapta a sus necesidades.

“Conocer varias viviendas en poco tiempo sin necesidad de desplazamiento”

Las experiencias virtuales se pueden plantear de distintas maneras, teniendo en cuenta que se puede hacer de toda la vivienda o de espacios a destacar en cada una.

  • Una visita guiada, en la que el agente inmobiliario va explicando con lujo de detalles las características del inmueble y sus distintos espacios, puede ser combinando el tour virtual con una video llamada o a través de un programa informático.
  • Recorridos por sí mismo, donde el posible comprador sea quien marque el ritmo y recorra las distintas estancias con su dispositivo.
  • Una estación de realidad virtual en la oficina donde el usuario pueda acceder, utilizar las gafas de realidad virtual y sentirse realmente dentro del espacio.

    Fuente: pexels-fauxels

  • Open house virtual, donde transmitas en directo el recorrido por la vivienda.

Una alternativa al recorrido virtual puede ser grabar vídeos de calidad donde el agente inmobiliario muestre el inmueble desde el exterior y recorra todos sus espacios. El punto es disponer de la mayor cantidad de medios posibles para que los clientes compradores conozcan el inmueble y captar su atención.

Reformar o no reformar, esa es la cuestión

Está claro que una vivienda reformada es más atractiva a la vista tanto en alquiler como venta, las condiciones en las que se encuentra y la distribución es uno de los aspectos que se toman en cuenta además del precio y ya es de saber que causar una buena primera impresión es esencial.

Pero, ¿Es mejor reformar o no? Todo depende de qué tan dispuesto se esté para afrontar una reforma y si realmente compensa respecto al valor que tendrá el inmueble una vez reformado. Llevar a cabo mejoras puede suponer una revalorización entre un 10 – 20% en algunas viviendas e incluso que se venda o alquiler en menor tiempo.

Si realmente se quiere vender / alquilar, es recomendable que el inmueble esté presentable, moderno, decente; esto se puede conseguir con un “lavado de cara” o en caso de ser necesario una reforma profunda. Esta última como el término lo indica, implica más detalles, más obra y por ende más dinero a invertir.

Hay quienes prefieren que la casa no esté reformada para poder así distribuir y adaptarla mejor a sus gustos y necesidades, no obstante es mayor el porcentaje de personas que buscan un inmueble en venta listo para entrar a vivir¡ y en alquiler un espacio moderno sin los muebles de la abuela.

¿Qué merece la pena reformar?

1. ¡Hora de cocinar! La cocina es uno de los espacios que más se observa con atención, ya sea el tamaño, la distribución, la condición en la que se encuentra, si es del año 60 o si está moderna. Pero centrémonos, si se busca una inversión mínima, nada que una buena capa de pintura pueda arreglar, en paredes e incluso gabinetes, iluminación y limpieza.

Si quieres tirar la casa por la ventana, en Convivencia inmobiliaria te recomendamos en la medida de lo posible ¡ABRIR!, conectar con el salón comedor y hacer uso de cerramientos de vidrio si quieres mantener los espacios divididos, eso dará amplitud y luminosidad.

2. Adiós gotelé. Así que comenzamos por las paredes, eliminar el gotelé o una capa de pintura para dar luminosidad y aires de nuevo.

3. ¡A la ducha! El baño es otro punto clave que requiere atención. Sustituir la bañera por plato de ducha, la cortina por mampara, modernizar los accesorios el espejo y claro pintura, siempre pintura.

Por último están las reparaciones menores o como nos gusta llamarlos, mantenimiento.
• Tapar agujeros de clavos de las paredes
• Reemplazar bombillas
• Actualizar los pomos y tiradores.
• Electrodomésticos

Entonces, ¿Cómo saber si lo ideal es optar por la reforma?

• Es absurdo escribirlo, pero necesario. Disponer de capital para afrontar una reforma.
• Determinar las acciones a realizar o espacios que necesitan un mejora imprescindible
• Pedir presupuesto de reforma
• Contactar con uno de nuestros agentes inmobiliarios y solicita una valoración de inmueble
• Comparar la valoración del inmueble antes de reformar, con la propuesta de reforma y la inversión que llevarás a cabo
• Si se revaloriza en más de un 10% sin tener que desembolsar una gran cantidad
• ¡ADELANTE!

Qué es el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética es un documento oficial que incluye información relevante sobre las características energéticas de una vivienda y es obligatorio para todas aquellas viviendas que van ser compradas o alquiladas.

Es preparado por ingenieros técnicos, arquitectos y técnicos autorizados, los cuales se encargan de hacer una visita al inmueble con el fin de inspeccionar y examinar todos los aspectos necesarios para preparar el documento.

Este documento se elabora calculando el consumo energético de cada vivienda y /o edificio durante el período de un año. El mismo debe incorporar una evaluación y calificación de los elementos que conforman la vivienda, una vez valoradas las condiciones, al inmueble se le otorga una letra, conocida como “etiqueta energética”. Dicha etiqueta posee un parecido a las presentes en electrodomésticos, ya que indican la calificación obtenida (letra) de las emisiones y consumo.

Dentro del cálculo para otorgar la calificación el técnico además de evaluar las dimensiones, distribución y orientación tiene en cuenta el agua caliente, la calefacción, iluminación, ventilación y refrigeración; así como también, el sistema de climatización que utiliza la vivienda, el tipo de ventana y la carpintería.

“El certificado de eficiencia energética tiene una validez de 10 años desde su emisión.”

Las etiquetas se presentan en una escala de la A hasta G, siendo la A la mayor calificación y la G, que representa una vivienda que no dispone de eficiencia energética.

•Letra A de verde oscuro, es la que representa el mayor nivel de eficiencia energética.
•Letra B de verde más claro identifica que manteniendo la eficiencia.
•Letra C de un verde más amarillento es el siguiente escalón hacia menos eficiencia.
•Letra D de amarillo y representa una eficiencia normal.
• Letra E con un tono anaranjado destaca que la vivienda dispone de poca eficiencia energética
• Letra F de color totalmente naranja, indica que tiene muy poca eficiencia
• Letra G de color rojo representa que esta no tiene ningún tipo de eficiencia energética.

Una vez expedido este documento, debe entregarse a los nuevos propietarios de la vivienda tras una gestión de compraventa, y la información del nivel obtenido en cada vivienda debe estar presente en los escaparates de las inmobiliarias siempre que anuncien dicho inmueble.

¿Cuándo no es necesario el certificado energético?

Hay ciertos tipos de construcciones que no requieren de certificado energético y esos son:

• Edificios y monumentos protegidos por su valor arquitectónico o histórico.
• Talleres o habitáculos de uso agrario
• Edificios religiosos o de culto
• Edificaciones que por sus características permanecen abiertas todo el tiempo
• Construcciones provisionales con menos de dos años desde la fabricación
• Pisos que dispongan de menos de 50 m2

Las agencias de Convivencia ponen a disposición de sus clientes la opción de tramitar la contratación de un técnico competente para realizar el certificado de eficiencia energética, en caso de no tenerlo, y poder así continuar con la gestión del inmueble.

¿Que tener en cuenta al comprar una vivienda?

Son muchos los aspectos a tener en cuenta antes de comprar una casa o un piso y como no queremos que te dejes ninguno aquí hacemos un pequeño resumen de las más importantes. Todo comprador debe conocer estos puntos, y los destacamos aquí aunque los agentes inmobiliarios que forman parte de convivencia notifican sobre los mismos en su debido momento.

1. Presupuesto
En el momento en que se decide comprar una vivienda se tiene en mente un precio máximo de compra, porque aunque muchas veces las características de la misma sean lo prioritario, el factor económico suele ser decisivo.

Dentro de este punto es importante tener en cuenta que en todo proceso de compra incurren gastos adicionales como impuestos, costes de mudanza, reparaciones y un estilismo, reforma en caso de haber, seguro del hogar, entre otros.

2. Determina la forma de pago
Dispones de todo el dinero, necesitas financiación parcial o total. Debes tener todo claro ya que influirá tanto en los costes finales como en el tiempo para cerrar la negociación y firmar. Se recomienda medir la capacidad financiera para determinar a qué tipo de vivienda se puede acceder según el precio, hipoteca y cantidad ahorrada.

3. Tipo de vivienda y características
Suele haber discrepancia entre lo que se desea y lo que realmente se necesita, por lo que es fundamental tener los pies sobre la tierra, tomar un tiempo para reflexionar sobre lo que debe en realidad debe tener esa vivienda, ya sea piso, casa, dúplex, bajo, apartamento, ático…

4. Zona, ubicación
Tener claro el “dónde” pero con la mente abierta, por lo que es recomendable conocer realmente la ciudad, tener un radio de búsqueda en distintas zonas y determinar en cuales la venta de viviendas se acerca al presupuesto máximo planteado.

5. Análisis de entorno cercano
Una vez seleccionadas posibles viviendas a visitar, lo ideal es acercarse y adentrarse en el entorno más cercano, los servicios y espacios públicos que dispone e incluso ver de cerca el vecindario.

6. Visitar más de 1 vez
Recomendamos visitar la vivienda más de 1 vez y recorrer todas sus estancias, para asegurarse de que realmente cumple con requisitos y expectativas que se está buscando. Además en caso de haber reforma, recomendamos visitar con un profesional del área para que pueda dar un estimado de coste para la reforma.

7. Estar informado sobre los gastos de comunidad, el importe y si está al corriente el pago.

8. Saber si el inmueble dispone o no de cargas pendientes, el importe del IBI si es una casa, y el informe inspección técnica de edificios (ITE).

9. Si hay obras pendientes en caso de ser edificio o una urbanización o si hay alguna prevista.

10. Asegurarse de que el inmueble está al corriente de pagos de las facturas de los servicios.

11. Conocer si dispone de cédula de habitabilidad o hay que solicitarla.

12. Al momento de encontrar la vivienda adecuada, llega el proceso de negociación, es decir de plantear una oferta por el inmueble, acordar una cantidad justa, respetando siempre al vendedor y pagar una señal. En este y todos los puntos, las agencias de Convivencia van a estar presentes para asegurarse de orientarte con un servicio de calidad.

13. Firmar contrato de arras, que es el contrato que se firma previo a la compra en el cual se aporta un adelanto por la vivienda

El home staging y su importancia en el sector inmobiliario

¿Qué es el home staging y por qué es importante para los inmobiliarios?

El Home staging, es un concepto que vino para quedarse en el sector inmobiliario, es una herramienta de marketing con la que se consigue mejorar el aspecto de los inmuebles para su venta o alquiler. Cabe destacar que aunque muchos lo confunden con “decoración” la aplicación de ambas técnicas tiene grandes diferencias.

Home staging es la puesta en escena de un espacio, es más que decorar para las fotos; es resaltar las cualidades de un inmueble, ya sea vivienda, local u oficina, llevando a cabo unas pequeñas mejoras. Es importante que los propietarios entiendan que es necesario invertir para ganar, es decir que con una buena presentación la gestión de venta o alquiler se llevará a cabo en menor tiempo; ya que cuanto más tenga en el mercado, menor será el valor del mismo, por lo que el home staging debe dejar de verse como una opción y más como un “hay que”.

“La importancia está en los detalles”

Se trata de crear un ambiente de hogar sin salirse de los estándares de tonos neutros para que resulte atractivo a todo público. Iluminar, pintar, reparar, modernizar decoración, apartar elementos que se ciñan en una personalidad específica, resaltar espacios y generar emoción. Los compradores quieren sentir que visitan un hogar en el cual se imaginen viviendo y los vendedores quieren sacar adelante la transacción con éxito a través de un buen servicio inmobiliario.

Es imprescindible que el propietario de la vivienda entienda el concepto y su importancia, es cuestión de dejárselo saber y que lo interioricen, esos cambios son para mejor, no para hacerles perder dinero. Esta técnica se puede aplicar en viviendas vacías, amuebladas, obra nueva, locales comerciales u oficinas, ya que se trata de potenciar las cualidades de dicho espacio.

Aplicar el home staging es importante porque:

• Hace que tus inmuebles destaquen frente al resto.
• Aporta amplitud y mejor distribución de mobiliarios.
• Permite a tus clientes hacerse una idea del espacios (cuando se trata de una vivienda sin mobiliarios).
• Se vende en menor tiempo.
• Proyecta mejor imagen de tus servicios.
• Invita a conocer el inmueble; es más atractivo por ende recibirá más visitas tanto en la web como físicas.

• Y mejora considerablemente las fotos y presentación en tu web del inmueble.

Visitas inmobiliarias en tiempos de COVID

visitas inmobiliarias en tiempos de COVID

Consejos básicos para realizar visitas inmobiliarias en tiempos de Coronavirus

Tras una semana de Cantabria haber pasado a la fase 1, publicamos en nuestras redes sociales 4 consejos básicos para tener en cuenta a la hora de visitar una vivienda durante esta nueva normalidad. Hoy queremos hacer de ello un blog y ampliarlo porque es importante que se sigan teniendo las debidas precauciones de seguridad, ya que implementar algo nuevo de golpe en el día a día cuesta y se olvida.

Primero recomendamos a todos los asesores inmobiliarios, tanto los que conforman este portal inmobiliario como los que no, a utilizar todos los recursos que disponen antes de visitar un inmueble, es decir hacer una presentación de la vivienda utilizando medio fotográficos, vídeos, tour virtuales, visitas guiadas o explicativas mediante videoconferencia y plano.

Una vez el cliente haya visto y recorrido con tu ayuda dicho inmueble, si sigue interesado en realizar la visita, al programarla ten en cuenta los siguientes aspectos:

1. Asegúrate de que tu cliente no esté contagiado.
2. Envíale el protocolo de seguridad de tu empresa.
3. Establece el número máximo de personas que pueden acudir a la visita.
4. Si tienes más de una visita a ese inmueble establece horas que no coincida la salida de unos clientes con la entrada de otros.
5. Lleva mascarillas, guantes y gel desinfectante para ti y repuesto, ya que puede que a tu cliente se le olvide.
6. LLEVA MASCARILLA PUESTA, sí lo repetimos y es que cuesta acostumbrarse pero hay que hacerlo y no solo llevarla puesta, sino bien puesta.
7. Evita tocar mobiliarios dentro de la vivienda.
8. Digitaliza firmas y documentación.
9. Comparte este blog con todos tus compañeros, puede que algunos sean metódicos y les sea más fácil acostumbrarse a siempre llevar mascarilla, pero habrá quienes se les olvide por completo.

Y por último y no menos importante, cerramos con la sonrisa, es cierto que tener la mascarilla, mantener la distancia y no dar la mano o dos besos como antes puede hacer sentir la visita más distante, pero que nadie te quite la sonrisa porque se refleja en los ojos y transmite buenas vibras, así que sonríe. Hay que intentar ser como antes o incluso mejor, sin hacer lo de antes, es decir hablar, explicar las características de la vivienda, acompañar al cliente unos momentos y también dejar que recorra la vivienda por su cuenta y evitar el contacto físico.