La iluminación y su influencia en la venta inmobiliaria

Son muchos los aspectos que pueden acelerar la venta o alquiler de un inmueble, hoy nos centraremos en uno de esos aspectos que pueden incluirse en un home staging, la iluminación. Natural o artificial, es sin duda uno de los aspectos claves para causar buenas primeras y segundas impresiones.

La iluminación además de ser un factor decisivo, es uno de los que mayormente pasa desapercibido. La luz natural es lo primero que queremos resaltar, y es que, es la más importante y aunque no se puede modificar porque no se puede cambiar la orientación del inmueble, se puede hacer todo lo posible para aprovecharla al máximo. Algunas de las cosas que se puede hacer para potenciar la entrada de luz natural es: abrir todas las ventanas, cambiar las cortinas si están viejas, sucias o son muy oscuras, si esas acciones no son suficientes, podemos recurrir a la luz artificial.

Trabajar con luz artificial potencia las cualidades de los espacios en un inmueble y más si las combinamos con la luz natural. ¿Cómo? Hacer uso de luz fría (blanca) como iluminación general y puntos de luz cálida para generar ambientes cálidos y acogedores. 

¿Qué puede hacer un agente inmobiliario para conseguir correcta iluminación?

·  Mejor siempre la luz natural, si es posible.

·  Asegurarse de que hay luz general (en el techo), de que tanto las bombillas como enchufes funcionan. 

·  Ideal luz fría en cocinas y baños

·  Potenciar la luz de ambiente que generan las lámparas o apliques junto a la cama.

·  No olvidar la iluminación en terrazas, balcones, zonas de paso y garajes.

·  Encender todas las luces antes de la llegada de los clientes a la visita.

·  Tener estos aspectos en cuenta tanto para la foto como para las visitas.

·  Cuidar los excesos.

Entonces, ¿Ayuda una correcta iluminación a vender un inmueble? ¡sin duda!

Documentación necesaria para vender una vivienda

Los documentos juegan un papel primordial a la hora de vender una vivienda, están presente en todo el proceso y es importante que los clientes conozcan cuales son esos documentos, en qué momento se necesitan y para qué. Lo primero que se debe saber es que la documentación varía según si es vivienda de obra nueva, de segunda mano e incluso si se compra sobre plano. Hoy vamos a hablar de la documentación necesaria para la gestión de una vivienda de segunda mano.

Primero cabe destacar que en el momento en que se contacta con un agente inmobiliario para que lleve a cabo la gestión de venta, el propietario debe presentar:

Título de la propiedad Esta documentación sirve para acreditar la persona que actúa como dueño o propietario del inmueble, especificando la fecha y la forma en la que se adquirió y las características de la vivienda.

 Y entregar o solicitar el Certificado energético como su nombre lo indica es un certificado obligatorio para vender o alquiler una vivienda y que informa sobre la calificación energética que el piso ha obtenido, de acuerdo al consumo de energía que se requiere para satisfacer la demanda, así como sus emisiones de CO2.

Dentro de esta etapa del proceso, el asesor inmobiliario solicitará la Nota simple este documento especifica a nombre de quien está la propiedad y si está libre de cargas o no. Esto para asegurarse que todo está en orden y se puede continuar con la venta del inmueble.

Le siguen:

Últimos impuestos recibos que justifiquen el pago del impuesto de bienes Inmuebles, tasas de basura y otros servicios.

Y por último, una vez finalizado el Contrato de arras, que es el acuerdo que sirve como anticipo a la compra venta de un inmueble. La señal que se deja para reservar la vivienda. Y previo a la firma en notaría, se debe presentar el certificado de deuda cero, este documento es necesario en una comunidad de propietarios, en el cual se indica si se está o no al corriente de pagos.

Si necesitas asesoría inmobiliaria, no dudes en contactar con nuestras agencias.

10 consejos para una mudanza perfecta

La mudanza, para muchos es un término que denota horror y estrés, sin embargo a otros les encanta, y es que lo ven igual que nosotros, de la mano a un cierre de una gestión inmobiliaria con éxito en la que familias encuentran su nuevo hogar, un nuevo comienzo y una oportunidad de hacer limpieza.

Lo primero es tener paciencia, respirar y mantener la calma, porque este proceso puede resultar agotador tanto a nivel mental como físico. Luego decidir el cómo y cuándo, es decir si la mudanzas la harás tú o si vas a contratar una empresa para gestionar el traslado de mobiliarios y cajas.

mudanzas

Para no morir en el intento aquí tienes 10 consejos básicos para organizar una mudanza:

1. Procurar hacer o contratar una limpieza profunda en la nueva vivienda, que estén hechas todas las reparaciones, retoques y pintura en caso de ser necesario.

2. Agradecer y tirar, seguir la técnica de Marie Kondo para mantener el orden, agradecer al artículo por haber sido útil y sacarlo, donarlo, venderlo o tirarlo según la condición en que se encuentre.
La limpieza será la clave en esta etapa.

3. Preparar materiales como caja, cinta adhesiva, rotulador y papel para embalar objetos frágiles.

4. Asegurar la contratación de los servicios, luz, agua, gas, internet en la nueva vivienda.

5. Clasificar e identificar. Es importante preparar las cajas según la estancia y enumerar / nombrar la ubicación de la misma.

Un método u otro o la combinación de ambos. El primero es hacer una especie de albarán y numerar las estancias, en este método se enumeran las cajas. Otra estrategia es nombrar las cajas según la estancia a la que pertenecen y la combinación de ambas es nombrarlas y numerar teniendo en cuenta cuántas cajas de ese espacio hay. Es decir, «cocina, 1/3» para indicar que es la caja 1 de las 3 de la cocina. Y si eres de los meticulosos, puedea idénticar cada espacio con etiquetas de color.

6. Mantener todas las piezas de los muebles juntas, ya sea tornillos, cables …todo. Los tornillos recomendamos utilizar bolsas pequeñas de cierre fácil, ya que son piezas muy pequeñas y fáciles de perder.

7. Seguir un orden.

8. No dejar nada vacío, si se pueden utilizar cajones para almacenar cosas livianas, es buena idea aprovecharlo teniendo en cuenta el peso. Al igual que mochilas, bolsos grandes y maletas serán útiles para evitar muchas cajas.

9. Al llegar a la nueva vivienda, colocar cada caja en el lugar que corresponde y comenzar por la cocina, probablemente se tengan alimentos que necesiten refrigeración.

10. Por último, celebrar el fin de la mudanza e inaugurar el nuevo hogar.

¿Que tener en cuenta al comprar una vivienda?

Son muchos los aspectos a tener en cuenta antes de comprar una casa o un piso y como no queremos que te dejes ninguno aquí hacemos un pequeño resumen de las más importantes. Todo comprador debe conocer estos puntos, y los destacamos aquí aunque los agentes inmobiliarios que forman parte de convivencia notifican sobre los mismos en su debido momento.

1. Presupuesto
En el momento en que se decide comprar una vivienda se tiene en mente un precio máximo de compra, porque aunque muchas veces las características de la misma sean lo prioritario, el factor económico suele ser decisivo.

Dentro de este punto es importante tener en cuenta que en todo proceso de compra incurren gastos adicionales como impuestos, costes de mudanza, reparaciones y un estilismo, reforma en caso de haber, seguro del hogar, entre otros.

2. Determina la forma de pago
Dispones de todo el dinero, necesitas financiación parcial o total. Debes tener todo claro ya que influirá tanto en los costes finales como en el tiempo para cerrar la negociación y firmar. Se recomienda medir la capacidad financiera para determinar a qué tipo de vivienda se puede acceder según el precio, hipoteca y cantidad ahorrada.

3. Tipo de vivienda y características
Suele haber discrepancia entre lo que se desea y lo que realmente se necesita, por lo que es fundamental tener los pies sobre la tierra, tomar un tiempo para reflexionar sobre lo que debe en realidad debe tener esa vivienda, ya sea piso, casa, dúplex, bajo, apartamento, ático…

4. Zona, ubicación
Tener claro el “dónde” pero con la mente abierta, por lo que es recomendable conocer realmente la ciudad, tener un radio de búsqueda en distintas zonas y determinar en cuales la venta de viviendas se acerca al presupuesto máximo planteado.

5. Análisis de entorno cercano
Una vez seleccionadas posibles viviendas a visitar, lo ideal es acercarse y adentrarse en el entorno más cercano, los servicios y espacios públicos que dispone e incluso ver de cerca el vecindario.

6. Visitar más de 1 vez
Recomendamos visitar la vivienda más de 1 vez y recorrer todas sus estancias, para asegurarse de que realmente cumple con requisitos y expectativas que se está buscando. Además en caso de haber reforma, recomendamos visitar con un profesional del área para que pueda dar un estimado de coste para la reforma.

7. Estar informado sobre los gastos de comunidad, el importe y si está al corriente el pago.

8. Saber si el inmueble dispone o no de cargas pendientes, el importe del IBI si es una casa, y el informe inspección técnica de edificios (ITE).

9. Si hay obras pendientes en caso de ser edificio o una urbanización o si hay alguna prevista.

10. Asegurarse de que el inmueble está al corriente de pagos de las facturas de los servicios.

11. Conocer si dispone de cédula de habitabilidad o hay que solicitarla.

12. Al momento de encontrar la vivienda adecuada, llega el proceso de negociación, es decir de plantear una oferta por el inmueble, acordar una cantidad justa, respetando siempre al vendedor y pagar una señal. En este y todos los puntos, las agencias de Convivencia van a estar presentes para asegurarse de orientarte con un servicio de calidad.

13. Firmar contrato de arras, que es el contrato que se firma previo a la compra en el cual se aporta un adelanto por la vivienda

¿En qué fijarse al visitar una vivienda?

10 detalles para fijarse cuando se visita una vivienda

Ya sea para comprar o alquilar, una visita física o virtual, hay ciertos detalles que no se deben pasar por alto, así que ojo a estas 10 reglas para que no dejes pasar nada por alto. Aunque muchos de los aspectos no se puedan apreciar durante la visita virtual, puedes ir tomando nota del resto y cuando puedas ir a conocerla lo retomas.

1. Tiempo. Es importante acudir a la visita sin prisas, las prisas son malas consejeras, y aquí necesitarás tiempo para recorrer la vivienda, analizar cada detalle del interior y conocer cómo es su entorno. Es cierto que cuando se trata de una vivienda en alquiler las cosas van con un poco más de soltura y la decisión se puede llegar a tomar en el momento, no obstante, también es importante tomarse su tiempo.

2. En compañía mejor. Si va a vivir más de una persona lo ideal es que vayan todos, en caso contrario, recomendamos la primera visita hacerla sin compañía y buscar refuerzo en alguien de confianza para la segunda visita. Hay veces que es necesario un apoyo para comprobar que la decisión es la correcta.

3. La zona. Muchas personas en el momento en que deciden comprar ya tienen una zona o barrio en mente, no obstante recomendamos informarse bien sobre cómo es, ya que cuando se compra una vivienda no se trata del interior, sino también de todo lo que le rodea. El acceso, aparcamiento, zonas verdes…

4. Fachada. Importante tener en cuenta la condición en la que se encuentra la fachada, eso te ayuda a tener una idea de si se requiere hacer alguna reforma, lo cual implica futuras derramas.

5. Probar, probar y probar… Asegurarse de que todo funcione correctamente, sobre todo en alquiler ya que es donde mayormente se deja el mobiliario. Probar no está demás, incluso en venta, puedes comprobar si la puerta del garaje funciona, que las ventanas se abren sin problema, hasta puedes echarle un ojo a las dimensiones de la escalera / ascensor en caso de haber, porque para temas de la mudanza, hay que tenerlo todo en cuenta.

6. Distribución. Este aspecto viene por defecto en la mente de cada persona que visita una vivienda, es fundamental saber si es cómoda, funcional, atractiva, si realmente es lo que necesitas y estás buscando.

7. Ubicación de las estancias. Este punto va un poco de la mano del anterior, pero veámoslo como una rama del árbol, porque aquí te proponemos que al entrar en uno de los espacios de la vivienda pienses en lo que hay fuera, es decir que hay abajo y arriba para tener una idea de si es frío o caliente el espacio, la orientación e incluso si está orientado a patio o al exterior.

8. ¿Ruidos? ¿Olores?. Que la emoción no te nuble los sentidos, abre las ventanas si no están abiertas y escucha, huele, nútrete de lo que se percibe en la vivienda ya sean ruidos u olores internos o externos.

9. Suelo y paredes, puertas y ventanas. Es importante fijarse en el tipo de material y la condición en la que se encuentran los suelos, las paredes, las ventanas y las puertas, sobretodo la principal que es la que da mayor seguridad. Aquí igualmente aplica el punto 5 de “probar, probar y probar…”

10. El horario. Es el último consejos que te damos en este blog y es uno fundamental, independientemente de la zona que se encuentre la vivienda, comercial, residencial o de ocio, visita el inmueble durante la hora de mayor afluencia, en caso de no ser posible coordinar la visita en esa hora con una de las agencias inmobiliarias de nuestro portal, te recomendamos acudir por tu cuenta y ver qué pasa en el entorno a esa hora punta.

¿Tienes en mente algún otro aspecto a fijarse durante una visita? ¡Compártelo!