Identificar qué necesita tu cliente

Como profesionales inmobiliarios vemos varios tipos de clientes todos los días y es importante saber abordar cada situación y hacer las preguntas correctas para llegar a la información que realmente se necesita, para definir qué vivienda quiere y busca cada cliente. Habrá quienes lleguen a ti con las ideas bien claras y definidas, y otros que necesitan un poco de orientación. Para ayudarte a centrar a los clientes y determinar lo que quieren y necesitan hemos escrito este blog.

Somos muy fans de las listas y es lo primero que te vamos a recomendar, plantear dos listas, la primera con lo que quiere tu cliente y la segunda con sus necesidades, claro para ello necesitarás hablar y preguntarle al cliente. La comparativa de la lista ayudará a enfocar al cliente.

Para hacer la lista de necesidades te recomendamos anotar estos puntos:

  • Ubicación
  • Zona
  • Transporte público
  • Espacios públicos – zonas verdes
  • Vistas
  • Tipo de vivienda
  • Para renovar
  • Lista para entrar a vivir
         Distribución de planta
  • Número mínimo de baños
  • Número mínimo de dormitorios
  • Garaje
  • Trastero
  • Terraza

Una vez tengas el listado planteado establece rangos de importancia o preferencia, por ejemplo 0-5 siendo el 5 de vital importancia, porque entendemos que cada persona tiene necesidades y requerimientos específicos o dan más prioridad a unos que otros.

Puedes incluso preparar una plantilla atractiva para rellenar en físico o digital, en la que el cliente o tú puedan ir marcando las distintas necesidades y el nivel de prioridad.

La idea es que mientras vayas hablando con el cliente te sirva para definir la vivienda que cumpla sus necesidades. Es también una estrategia para que el cliente sea consciente de lo que pide, que sea verdaderamente lo que necesita no tanto lo que desea y para centrar el presupuesto, ya que los aspectos mencionados son clave para determinar el valor de un inmueble.

Si optas por aplicar este método, te recomendamos hacer el diseño de la plantilla fácil, atractiva y si es digital interactivo, así resultará más interesante rellenar tanto si decides entregarlo al cliente como si prefieres cumplimentar la información tú.

Ser turista en tu propia ciudad

Sea grande o pequeña la ciudad en la que vives, dedica momentos para ser turista, salir de la zona habitual ayuda a conocer más a fondo cómo es realmente el lugar en el que vivimos, esto aplica tanto a agentes inmobiliarios como a todo aquel con disposición de descubrir un poco más de su entorno.

Recorrer tu propia ciudad te ayudará a descubrir nuevos rincones de encanto y estamos seguros que aportará mucho valor tanto a los agentes inmobiliarios como a los residentes. Si estás leyendo este blog y eres profesional inmobiliario, te invitamos a ser turista en tu propia ciudad, sin duda será útil para dar más información a tus clientes sobre qué podrá encontrar en los distintos barrios o cuál de ellos se adapta mejor a sus requerimientos. Además de agradarles te agradecerán la información y denotará que realmente conoces la zona.

Si eres residente, recorrer a fondo las calles y rincones de tu barrio no solo te hará pasar buenos momentos, sino que también te servirá para determinar si es realmente donde quieres seguir viviendo.

“Deja el camino rutinario y adéntrate en lo desconocido”

Detente y aprecia las calles, los parques y las fachadas de los edificios de toda el área que te rodea. Son muchas las veces que vamos tan inmersos en la rutina, en llegar al destino final y tan acostumbrados a pasar por las mismas calles, que no nos damos cuenta de las cosas, de pequeños detalles o incluso de ese mural nuevo que pintaron hace un mes y no te habías dado cuenta. Así que aquí te dejamos unos pequeños consejos que te servirán para emprender este viaje por tu propia ciudad.

Consejos para conocer tu ciudad

  • Re-descubre el centro histórico
  • Visita parques y zonas verdes
  • Haz tours que no hayas hecho
  • Visita museos y exposiciones
  • Disfruta de las calles, murales y arquitectura
  • Degusta sabores típicos y ¡disfruta!

¿Qué es un contrato exclusividad inmobiliaria?

Como ya sabes, somos un portal inmobiliario de profesionales que gestionan viviendas en exclusiva, pero ¿Qué es la exclusividad inmobiliaria?

El contrato de exclusividad inmobiliaria es un acuerdo que se firma entre el propietario de un inmueble y un agencia /agente inmobiliario con el objetivo de gestionar de forma exclusiva la compra-venta el inmueble durante un tiempo y condiciones determinadas.

¿Qué quiere decir de “forma exclusiva”?
Esto quiere decir que la agencia se responsabiliza de la llave de la vivienda, se compromete a promocionar / publicitar activamente el inmueble y darlo a conocer entre los colegas. Por lo que el vendedor no puede ceder la vivienda a otras inmobiliarias.

Importante destacar que el hecho de que la vivienda no se pueda ceder a otras inmobiliarias no significa que los clientes de otros asesores no puedan visitarla e incluso hacer una oferta.

¿Qué ventajas tiene firmar un contrato de exclusividad?

• En el momento en que se firma el contrato, la agencia se encarga de gestionar las visitas tanto si proviene de clientes de ellos como de clientes de agencias colaboradoras.
• Utiliza todos los recursos disponibles para vender correctamente y en el menor tiempo posible.
• Se encarga de gestionar el certificado energético en caso de no disponer de él
• Gestiona los contratos previos a la venta
• De mantener el contacto con notaría
• De obtener la cédula de habitabilidad
• De acompañar al propietario durante el proceso
• Garantía y seguridad
• Difusión de calidad en distintos canales
• El propietario se asegura de estar trabajando con un profesional cualificado
• Protege al vendedor en el transcurso que se tarda en llevar a cabo la transacción inmobiliaria

La mayor de las ventajas es que el asesor inmobiliario se encarga totalmente de la gestión, por lo que el propietario queda absuelto de preocupaciones, que es justo lo que ofrecen las agencias colaboradoras en Convivencia; ayudar al cliente en la gestión de compra venta para hacer de su vida más fácil y que pueda disfrutar con tranquilidad su día a día.

¿Qué es un agente inmobiliario?

El agente o asesor inmobiliario es un profesional que se encarga de gestiones de compra – venta o alquiler de bienes inmuebles. Pueden ser independientes, autónomos colaboradores de una marca o contratados por una agencia inmobiliaria.

Algunas de las tareas que llevan a cabo los agentes inmobiliarios de Convivencia son:

• Contactar con el propietario de un inmueble ya sea en venta o alquiler para ofrecer el servicio de gestión.
• Visitar el inmueble con el objetivo de analizar y valorar su precio respecto al mercado, ubicación y características.
• Preparar la vivienda, oficina o local para su venta o alquiler. Esto implica tener un plan de marketing, hacer fotografías, solicitar el certificado energético en caso de no tener, preparar la ficha descriptiva con sus características y publicarlo tanto en la web y compartirlo en nuestra web de Convivencia.
• Organizar visitas y asesorar a los clientes.
• Seguimiento de las distintas tareas que se lleven a cabo así como sus resultados e informar a los propietarios.

Los asesores inmobiliarios de Convivencia escuchan atentamente para entender las necesidades de los clientes y poder así asesorar de la mejor manera posible, para ello conocen a la perfección el mercado. Otros aspectos a destacar de nuestros agentes son:

• La capacidad de comercialización al vender, publicitar y dar a conocer la cartera de inmuebles disponibles.
• El don de negociación respetando las decisiones de los clientes para llegar a un acuerdo.
• Atención personalizada, mostrando cercanía, interés y generando confianza.
• Formación continua e interés por crecer como persona y profesional.
• El servicio postventa, es decir el trabajo del asesor inmobiliario no termina una vez cerrada la venta y firmado el contrato.
• Actitud y predisposición
• Y sobretodo, entienden que la colaboración es la clave para alcanzar el éxito y para ofrecer un mejor y eficaz servicio de gestión inmobiliaria.

Si eres asesor inmobiliario y aún no conoces nuestro portal para profesionales inmobiliarios, no dudes en contactarnos o visitar el apartado adhesión.

Si eres propietario, comprador o inquilino, nuestros agentes estarán encantados de asesorarte y acompañarte en la gestión de tu inmueble.

El home staging y su importancia en el sector inmobiliario

¿Qué es el home staging y por qué es importante para los inmobiliarios?

El Home staging, es un concepto que vino para quedarse en el sector inmobiliario, es una herramienta de marketing con la que se consigue mejorar el aspecto de los inmuebles para su venta o alquiler. Cabe destacar que aunque muchos lo confunden con “decoración” la aplicación de ambas técnicas tiene grandes diferencias.

Home staging es la puesta en escena de un espacio, es más que decorar para las fotos; es resaltar las cualidades de un inmueble, ya sea vivienda, local u oficina, llevando a cabo unas pequeñas mejoras. Es importante que los propietarios entiendan que es necesario invertir para ganar, es decir que con una buena presentación la gestión de venta o alquiler se llevará a cabo en menor tiempo; ya que cuanto más tenga en el mercado, menor será el valor del mismo, por lo que el home staging debe dejar de verse como una opción y más como un “hay que”.

“La importancia está en los detalles”

Se trata de crear un ambiente de hogar sin salirse de los estándares de tonos neutros para que resulte atractivo a todo público. Iluminar, pintar, reparar, modernizar decoración, apartar elementos que se ciñan en una personalidad específica, resaltar espacios y generar emoción. Los compradores quieren sentir que visitan un hogar en el cual se imaginen viviendo y los vendedores quieren sacar adelante la transacción con éxito a través de un buen servicio inmobiliario.

Es imprescindible que el propietario de la vivienda entienda el concepto y su importancia, es cuestión de dejárselo saber y que lo interioricen, esos cambios son para mejor, no para hacerles perder dinero. Esta técnica se puede aplicar en viviendas vacías, amuebladas, obra nueva, locales comerciales u oficinas, ya que se trata de potenciar las cualidades de dicho espacio.

Aplicar el home staging es importante porque:

• Hace que tus inmuebles destaquen frente al resto.
• Aporta amplitud y mejor distribución de mobiliarios.
• Permite a tus clientes hacerse una idea del espacios (cuando se trata de una vivienda sin mobiliarios).
• Se vende en menor tiempo.
• Proyecta mejor imagen de tus servicios.
• Invita a conocer el inmueble; es más atractivo por ende recibirá más visitas tanto en la web como físicas.

• Y mejora considerablemente las fotos y presentación en tu web del inmueble.

¿Qué preguntar durante una visita inmobiliaria?

6 preguntas que todo cliente debe hacer al inmobiliario durante una visita

La compra de un inmueble es una decisión importante y por ende hay que tener la mayor cantidad de información posible, así que estas son las preguntas que todo cliente debe hacerle a su asesor inmobiliario. Muchas de ellas también pueden servir como base al agente inmobiliario para dar más explicación sobre la vivienda.

Muchas veces se pasa por alto preguntas cosas de las características de la vivienda o de los propios costes y aunque se podrá hacer más de una visita, no está de más nutrirse de información valiosa.

1. ¿Cuál es la superficie de la vivienda?
Se debe tener en cuenta que no es lo mismo superficie útil que construida, es importante conocer la útil ya que son los metros cuadrados que te van a servir como espacio interior de la vivienda.

2. Si necesita reforma, ¿Cuánto va a costar aproximadamente una reforma?
Consideramos que esta es una pregunta un tanto abierta, ya que depende de los gustos y “caprichos” que quiera cada persona, así que en respuesta a esta pregunta el asesor puede tener información sobre un estimado de coste de reforma por metros cuadrados.

3. ¿Cuánto tiempo lleva en venta?
Como bien sabrás, puedes hacer una oferta por las viviendas disponibles en el mercado, teniendo en cuenta no ofender. Si una vivienda tiene tiempo disponible en venta, es más probable que la oferta que hagas salga adelante, siempre y cuando sea razonable.

4. ¿Hay obras previstas en este edificio?
Importante estar informado y contar con todo lo que incurre en gastos. Saber si hay obras pendientes, si la derrama ya está cubierta por los actuales propietarios o si es un gasto que incurrirá en los compradores más adelante.

5. ¿Cuáles son los gastos de comunidad?
Los gastos de comunidad se paga en función al porcentaje de participación en el edificio, en función a metros cuadrados de la vivienda y a la cantidad de vecinos (entendiendo esto claro, en caso de ser edificio) . También si el pago está al día.

6. ¿Qué es lo que más te gusta de la casa?
Esta pregunta la puede hacer tanto el asesor inmobiliario como el cliente. El agente para conocer aún más los gustos del cliente y saber que busca en realidad y el cliente porque los profesionales inmobiliarios han visto y ven muchas casas cada semana y pueden fácilmente identificar aspectos favorables de la vivienda e incluso evaluar la calidad de los materiales.

Estas son algunas de las preguntas que un cliente puede hacer a su asesor inmobiliario a la hora de visitar un inmueble. Añadidas a estas, cabe preguntar sobre la comunicación (medio de transporte cercanos), parques, supermercados y demás. Es importante conocer la zona y los servicios que dispone en su proximidad.

¿Tienes en mente alguna otra pregunta para hacer durante una visita inmobiliaria? ¡Coméntanos debajo!

Cambios en el día a día de los profesionales inmobiliarios tras el COVID

El virus va a producir cambios importantes en el día a día de los inmobiliarios, sin ánimo de recoger todos los cambios, trataremos de exponer aquellos que ya se han visto en los últimos días.

El primero se presenta en el trabajo interno de las agencias; el teletrabajo ha llegado de golpe y va a quedarse bien instalado en nuestros plannings. Las reuniones continuarán por video-conferencia, o de forma mixta, aquellas reuniones presenciales serán para ocasiones especiales, o cuando la situación lo requiera. También la comunicación entre miembros de la agencia, serán más bien de dos a dos o en cualquier número, van a realizarse vía video-conferencia.

El segundo se refleja en las relaciones telefónicas con los clientes, también van a tener cambios sustanciales, se puede apreciar como desde ya, la llamada está siendo desplazada por el WhatsApp y el correo electrónico para enviar información y para transmitir mensajes no sustanciales, tanto es así que muchas personas consideran una intromisión en su intimidad, la llamada de teléfono, especialmente si no existe una relación personal previa.

Los comerciales se esfuerzan cada vez más por establecer una relación lo más cercana posible, con el objeto de «conectar» con los clientes, ya que los nuevos medios técnicos crean una pequeña distancia. Y el confinamiento ha desarrollado estas tendencias, o nos ha hecho darnos cuenta de ellas de un forma muy violenta.

¿Se acaba el papel?, del todo no, pero vamos avanzando en esa dirección, con los avances tecnológicos los agentes inmobiliarios y sus clientes pueden firmar contratos, reservas, visitas e incluso mandatos de venta, sin necesidad de utilizar el papel, y sobre todo sin necesidad de estar presente. Este es un cambio fundamental, ya que las reuniones de diez personas para firmar un contrato, tienen fecha de caducidad y las escrituras de compra-venta, también van a sufrir cambios importantes. Hay que adaptarse técnicamente a esta nueva situación que nos exige capacitación digital, sin ella estamos perdidos.

Como consecuencia de todo lo anterior, el espacio de trabajo, también va a presentar cambios, si se hace teletrabajo, si se atiende a una cantidad mayor de cosas desde la terminal del teléfono, de la tablet o del ordenador, ¿para qué se necesitan grandes espacios de trabajo y de atención al público? Para poca cosa, por no decir para nada. Se necesita menos espacio, especialmente del espacio caro, el local comercial en el que antes se todos trabajando las horas de apertura y en el que atendemos al público para las gestiones va a reducir su utilidad, y por tanto su coste va a ir en descenso.

Es un poco pronto para saber hasta qué punto eso es así, o hasta donde va a cambiar la superficie que se necesita y la ubicación para el trabajo inmobiliario. Entendemos que en los próximos meses, va a quedar bastante claro, por lo que hay que esperar un poco para valorarlo. Ya desde hace unos pocos años, el escaparate ha ido perdiendo importancia en la captación de clientes, y lo perdía en favor de internet, esta tendencia va a aumentar sensiblemente, y el local de la agencia inmobiliaria va a tener la importancia que tiene la «representación» de la empresa, quién eres, dónde y cómo estás.

Por último y como cuestión que entendemos circunstancial, las visitas a las viviendas o inmuebles han cambiado, el hecho de hacerlas con mascarillas, guantes, calzas, produce un «alejamiento» con el cliente, que es difícil de recuperar con la conversación, simplemente la sonrisa ha perdido efecto, es terrible. Además al empezar la visita hay que recordar las medidas de seguridad, es decir se empieza el recorrido con un «aviso» y por no mencionar si se debe hacer alguna advertencia de seguridad durante la misma. Por último la distancia de seguridad hace que instaurar la confianza sea muy difícil en vista del estado actual, se espera que esto cambie pronto y que se recupere la «relación» con los clientes.

Ignacio López Rebollar
Gerente de la inmobiliaria Lfcantabria

¿Qué busca la generación millennial al comprar una vivienda?

Los millennials es el grupo de jóvenes nacidos entre principios de los años 80 y mediados de los 90, la mayoría de los cuales ya son mayores de edad, esto significa que van modificando el mercado inmobiliario de acuerdo a sus particularidades. Este 40% de la población estuvo marcado por la crisis económica y ha crecido con los inicios de la digitalización, la cual ha cambiado sus hábitos y expectativas.

Debido a la subida de precios del alquiler, muchos jóvenes han comenzado a plantearse comprar una vivienda y para poder ofrecerles dicho servicio es necesario que las inmobiliarias entiendan qué es lo que realmente buscan los de esta generación.

En una agencia

1. ¿Es confiable esa agencia?
Hay estudios que indican que el 99% de los millennials miran las viviendas por internet, así que tu página web debe estar al día, tener credibilidad y dar confianza.

2. ¿Está presente en redes sociales?
Es alta la presencia de esta generación en las redes sociales, al crecer con internet están muy familiarizados con las mismas. Es por ello que suelen confiar más en agencias que estén presentes en los medios sociales y que tengan el perfil activo.

3. ¿Está al día con la tecnología?
La tecnología es una de las estrategias para atraer esta joven generación, tanto los directos en redes sociales como los recorridos virtuales, realidad virtual y las apps sumarán puntos y es una oportunidad para comunicar y conectar con otros de forma cómoda.

En un inmueble

1. Cercanía con la vida de la ciudad y el trabajo
El perfil de este consumidor valora notablemente su tiempo, por lo es muy frecuente que prefieran vivir en zonas céntricas o próximas al trabajo para así evitar hacer uso del coche. Suelen ser amantes de las grandes ciudades ya que dispone de mayor oferta laboral.

Es cierto que esto depende del poder adquisitivo, pero en caso de comprar viviendas alejadas del centro, es muy probable que busquen áreas próximas a zonas de ocio y espacios verdes y que estén bien comunicadas.

2. ¿Dispone de planos fáciles de leer?
Cuando un millennial decide comprar una vivienda, quiere tenerlo todo planeado con detalles antes de tomar una decisión final. Así que disponer de planos digitales optimizados y sencillos, además de buenas fotos definitivamente sumará puntos para ganarte el corazón de esta generación.

3. ¿Tecnología?
Esta generación es fan, sí lo repetimos… es fan de la tecnología. Tanto así que los millennials quieren viviendas inteligentes, estar conectados a su vivienda sin importar donde estén. Automatización, sensores de movimiento, dispositivos de activación por voz y viviendas eficientes.

4. Los detalles importan
Viviendas con bajos costes de mantenimiento y fáciles de limpiar, pisos de madera, encimeras de granito e incluso decir adiós a los desniveles. Buscan viviendas cómodas, prácticas, ya que consideran la vivienda como un lugar para trabajar, no solo para vivir.

5 cosas que se deben evitar al poner un inmueble en venta

A continuación te presentamos 5 mandamientos que tu cliente debe tener claro y evitar a la hora de poner su vivienda en venta. Está en tus manos como agente inmobiliario que los entienda, interiorice y lleve a cabo con tu ayuda.

1. Decir no a las mejoras
Es muy importante que tu cliente entienda que no debe subestimar el poder de las primeras impresiones. Reparar problemas obvios e incluso dar una que otra mano de pintura aumentarán las posibilidades de enamorar a futuros compradores y que se hagan ofertas por su inmueble.

Se trata de actualizar, reparar, colocar bombillas y mejorar aspectos de la vivienda, nunca de sobre-mejorar, quienes buscan una vivienda la quieren convertir en su hogar y por ende que la decoración vaya acorde a sus gustos. Así que no es hacer una mega inversión para repararla por completo antes de ponerla a la venta.

2. No limpiar
Más allá de las alergias, nadie se siente a gusto entrando a un lugar donde tiene que estar más pendiente al “que no tocar por error” en vez de al espacio y la distribución. Si tus propietarios no pueden gestionar la limpieza es tarea tuya recomendarles empresas que se encargan de ello y dejarles saber que todo es para el bien de la vivienda y hacerla más atractiva y visitable.

vivienda desordenada

3. Decorar en exceso
Siguiendo de la mano con los puntos anteriores, también hay viviendas amuebladas que no necesitan un lavado de cara y que quieres presentar de la mejor manera posible, pues bien, toma nota, porque aquí lo ideal es neutralizar la decoración, que sirva para gusto de cualquiera que la visite no solo para ellos, porque a fin de cuentas ellos quieren venderla a otros.

¡Olvida los colores llamativos y las últimas tendencias en decoración!

4. Quedarse y jugar al escondite
A los compradores les gusta imaginarse viviendo en ese lugar y para eso necesitan espacio y libertad, así que las visitas al inmueble es mejor dejarlas en manos de los agentes inmobiliarios, lo ideal es que los propietarios no estén presentes, así los posibles compradores se sentirán en más libertad de recorrer los espacios.

Tu cliente vendedor debe entender que esa hora en la que tendrás la visita la puede aprovechar para hacer cualquier gestión, sabemos que hay casos y casos y que muchos propietarios no pueden irse durante la visita o simplemente no quieren, tampoco se trata de obligar así que, en caso de ser así lo recomendable es que no estén recorriendo junto a ti y los compradores. Nada de jugar al escondite y estar asomando la cabeza de vez en cuando para ver por donde va o cómo va la visita.

5. Ocultar los problemas
Si el inmueble que vas a comercializar necesita reforma total, este punto no aplica, pero aquellos inmuebles en los que el propietario no está dispuesto a reparar nada para vender, es IMPORTANTE que esos desperfectos no se intenten esconder a quienes visitan la vivienda, si las reparaciones o reformas pueden llegar a repercutir fuertemente en el aumento del precio final de la vivienda, ¡déjalo saber! El cliente comprador sabe sobre ese handicap, el comprador te lo agradecerá y sentirá incluso más confianza en ti por la honestidad.

¿Tienes en mente algún otro “mandamiento”? ¡Escríbenos en los comentarios!

Cualidades para ser buen agente inmobiliario

Decidir vender o comprar una vivienda es un paso muy importante, ya sea por asuntos laborales, porque está creciendo la familia, porque se necesita algo más pequeño, o por el motivo que sea, es importante que el cliente sepa que necesita la ayuda de un profesional.

Muchos dirán que el trabajo de un agente inmobiliario está marcado y es directo, pero lo que no saben es que es tan variante como la personalidad de cada cliente, porque a fin de cuentas, un agente inmobiliario sabe que no se trata de inmuebles, sino de personas y esto lo podrás confirmar tu más que nadie, no hay un patrón ni un libro sobre como tratar a cada cliente porque eso depende de cada uno. A quien sí puedes controlar es a ti.

Elegir el profesional adecuado es tan importante como la gestión de la propiedad, y un agente puede marcar la diferencia entre una buena venta y un inmueble con meses y meses publicado en venta. Un excelente agente inmobiliario ayudará y guiará a su cliente para establecer lo que necesita para alcanzar la venta. Ayudará a definir el precio correcto de mercado y en caso de necesitarlo, aconsejará sobre mejoras que se deben hacer a la propiedad para una venta eficaz.

Las mejoras que se aconsejan para vender un inmueble de forma eficaz queda para otra publicación porque hoy nos toca hablar sobre las cualidades que debes tener para ser un buen agente inmobiliario.

Empatía
La típica expresión de ponerse en los zapatos o en las gafas de los demás, sentirse identificado con los clientes y entender lo que realmente busca y necesita. Te ayudará a ver las cosas desde otro punto de vista, aprender y comprender.

• Capacidad de conexión
Conectar no solo con el cliente y saber lo que buscar y lo que realmente necesita, sino también con otros profesionales, tener contactos y conectar con personas del mismo sector y de otros sectores que puedan servir de apoyo o referidos. Crear un red, física y digital.

Integridad
Con el fin de mantener la confianza entre los clientes y conseguir referencias, es ideal ser íntegro, ético…porque en muchos de los casos se está tratando con los ahorros de toda la vida de alguien y eso amerita trabajar con principios y hacer lo correcto en cada caso.

Motivación
No podemos dejar a un lado la motivación, esa fuerza que te empuja a hacer lo que haces y a ser como eres. La motivación mueve montañas, tus clientes deben percibir La pasión que tienes por tu profesión, que estés feliz y positivo con lo que haces.

Hay muchas otras cualidades que si tienes alguna otra en mente puedes comentar debajo, pero si tenemos claro que un buen agente inmobiliario no pierde contacto con sus clientes, tiene capacidad de negociación, sabe el motivo real por el que venden sus clientes, presta atención a los detalles y es capaz de resolver dudas e inconvenientes.

¡Así que actitud positiva, aprende cada día cosas nuevas y ama lo que haces!