Locales como viviendas

Cambio de uso de locales a viviendas

En los últimos años ha sido tendencia cambiar el uso de los locales comerciales a viviendas y es posible que con la nueva normalidad se fomente aún más. Este fenómeno suele estar presente en calles secundarias, ya que desde hace un tiempo se ha visto como cada vez hay más locales con carteles de “se alquila” o “se vende”, eso sumado a la alta demanda de viviendas, genera este nicho de mercado. Es importante analizar si merece la pena adaptarse y hacer cambios ante las nuevas tendencias de mercado o seguir intentando alquilar o vender ese local que ya tiene más de un año con cartel en el escaparate.

Cambiar el uso a vivienda no es abrir y cerrar los ojos, hay que llevar a cabo una serie acciones y cumplir requisitos de accesibilidad, habitabilidad y salubridad según la normativa vigente, ya que se trata de bajos, muchos de los cuales pueden estar en zona de alto tráfico de vehículo o de peatones, lo que conduce al ruido.

El primer paso es comprobar que en el título o estatutos de la comunidad no haya un apartado que indique la prohibición del cambio de uso de los locales en los bajos y que dicha modificación no altere ningún elemento común ni la cuota de participación. En caso de que esté prohibido no se necesita unanimidad de la comunidad de propietarios, si contamos con la licencia municipal y los estatutos no establecen prohibición se puede hacer sin pedir permiso a la comunidad, si está prohibido un acuerdo con mayoría reforzada es suficiente

Presentar un proyecto con la propuesta para el cambio de uso preparado por un arquitecto, cumpliendo la normativa del Código Técnico de la Edificación, es decir debe cumplir con las condiciones e instalaciones requeridas para que pueda ser utilizada como vivienda; y además cumplir la normativa municipal para estos casos; debe poder conseguirse. Esta última es por la cual se comprobarán esos requerimientos mínimos y a través de la que se podrá solicitar alta en los servicios de agua, luz y gas; así como para poder alquilar o vender.

Importante tener en cuenta que el local disponga de estas características: (Estas son solo algunas)

• Se encuentra en edificio de viviendas y si no lo está la normativa permite usos residenciales.
• Posibilidad de añadir salida de humos  según normativa.
• Altura mínima útil de 2,50 m entre pavimento y techo
• Si tiene o hay posibilidad de habilitar ventilación y ventanas al exterior
• Accesibilidad (ascensor o rampa desde la calle)
• No importa que esté a pie de calle
• Superficie útil de al menos 40 m2
(En el ayuntamiento de Santander)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *