La fotografía inmobiliaria

La importancia de la fotografía en el mundo inmobiliario

Hacer fotos de calidad a un inmueble es sin duda una de las tareas que todo asesor inmobiliario debe tener en cuenta, ya sea por sus propios medios o subcontratando un fotógrafo profesional, y es que esta es la carta de presentación que tiene cada inmueble en la web. Esta es la herramienta que servirá para causar una primera buena impresión.

Tener fotos de calidad:
– Denota profesionalidad.
– Demuestra que el agente inmobiliario se preocupa y busca lo mejor.
– Atrae más posibles compradores, por lo que aumenta la probabilidad de venta.
– Ayuda a destacar entre los demás.
– Muestra realmente el estado de la vivienda.
– Transmite sensaciones.
– Invita a visitar la vivienda.

La primera impresión cuenta y esa es tarea de la fotografía

La fotografía inmobiliaria no es apta para las prisas, hay que tomarse el tiempo necesario en cada vivienda y cada espacio, tener en cuenta aspectos como la limpieza, el orden, la decoración y la iluminación. Evitar rotundamente las fotografías con el móvil, desenfocadas, pixeladas o de espacios que no interesan publicar en la web. Hacer fotos de calidad ayuda a que más personas soliciten información o una visita. Las fotos bien hechas más una descripción con todo lujo de detalles relevantes sobre la vivienda y el entorno la posicionarán entre las primeras y más atractivas.

Para hacer las fotos, en primer lugar contratar un profesional, en caso de no poder hacerlo, NO utilizar el móvil y seguir estas recomendaciones para hacer fotografía inmobiliaria:


El entorno, comienza de afuera hacia adentro, es más fácil olvidar hacer la fachada y el entorno si lo dejas para último. Y la foto de la fachada es un MUST, no debe faltar.

– Es necesario un objetivo de gran angular, se tiene una mejor y mayor idea de cómo es la vivienda si realmente se aprecian 3 paredes en vez de dos. No se trata de distorsionar, sino de sacar lo mayor posible de cada espacio, destacar la amplitud.

Utiliza un trípode, a menos que utilices el nivelador de la cámara y puedas hacerlas sin moverte. Así las fotos quedan todas a la misma altura, y rectas.

El ángulo adecuado tanto de acuerdo a los mobiliarios de cada estancia como la incidencia de la luz natural. Evita tanto interiores oscuros como exteriores como manchas blancas, sobre todo si desde ese espacio se tienen vistas increíbles. Lo ideal es ver bien iluminado el interior y disfrutar de las vistas a través la ventana en una sola imagen.

No olvidar ningún espacio terraza, garaje, cocina, piscina, jardín, portal si se trata de un edificio, porche si se trata de una casa. Una estrategia para no dejar ningún espacio es hacer las fotos desde o hacia la puerta de entrada siguiendo la distribución del inmueble.

Crear ambientes que resulten acogedores e inviten a disfrutar de ese espacio y que transmita sentimientos. Aquí se puede hacer uso de la técnica que hemos mencionado en otras ocasiones, el home staging.

El encuadre es decir la proporción del espacio que realmente va a salir en la fotografía. No solo que sea un a proporción adecuada, sino que también sea el que refleje cómo es en realidad la vivienda.

– Muestra varios ángulos es más fácil entender la vivienda si de un mismo espacio se tienen fotos desde distintos ángulos.

Despierta la creatividad

2 respuesta a “La fotografía inmobiliaria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *