Identificar qué necesita tu cliente

Como profesionales inmobiliarios vemos varios tipos de clientes todos los días y es importante saber abordar cada situación y hacer las preguntas correctas para llegar a la información que realmente se necesita, para definir qué vivienda quiere y busca cada cliente. Habrá quienes lleguen a ti con las ideas bien claras y definidas, y otros que necesitan un poco de orientación. Para ayudarte a centrar a los clientes y determinar lo que quieren y necesitan hemos escrito este blog.

Somos muy fans de las listas y es lo primero que te vamos a recomendar, plantear dos listas, la primera con lo que quiere tu cliente y la segunda con sus necesidades, claro para ello necesitarás hablar y preguntarle al cliente. La comparativa de la lista ayudará a enfocar al cliente.

Para hacer la lista de necesidades te recomendamos anotar estos puntos:

  • Ubicación
  • Zona
  • Transporte público
  • Espacios públicos – zonas verdes
  • Vistas
  • Tipo de vivienda
  • Para renovar
  • Lista para entrar a vivir
         Distribución de planta
  • Número mínimo de baños
  • Número mínimo de dormitorios
  • Garaje
  • Trastero
  • Terraza

Una vez tengas el listado planteado establece rangos de importancia o preferencia, por ejemplo 0-5 siendo el 5 de vital importancia, porque entendemos que cada persona tiene necesidades y requerimientos específicos o dan más prioridad a unos que otros.

Puedes incluso preparar una plantilla atractiva para rellenar en físico o digital, en la que el cliente o tú puedan ir marcando las distintas necesidades y el nivel de prioridad.

La idea es que mientras vayas hablando con el cliente te sirva para definir la vivienda que cumpla sus necesidades. Es también una estrategia para que el cliente sea consciente de lo que pide, que sea verdaderamente lo que necesita no tanto lo que desea y para centrar el presupuesto, ya que los aspectos mencionados son clave para determinar el valor de un inmueble.

Si optas por aplicar este método, te recomendamos hacer el diseño de la plantilla fácil, atractiva y si es digital interactivo, así resultará más interesante rellenar tanto si decides entregarlo al cliente como si prefieres cumplimentar la información tú.

Visitas virtuales

La manera de enseñar inmuebles cambia y hay que adaptarse a los nuevos tiempos. La tecnología permite ahorrar un valioso tiempo y debemos sacar provecho del mismo, y es que los avances tecnológicos vinieron para quedarse y el sector inmobiliario no se queda atrás.

Hay diversas alternativas que se pueden implementar para dar un toque extra a la presentación de inmuebles aparte de una buena descripción, fotos de calidad y vídeos. Hacer uso de planos en 3D (tres dimensiones), realidad virtual, recorridos virtuales 360º o recorrido dirigidos por el agente, son algunas herramientas que sin duda aportarán valor a tu servicio.

Pero, ¿qué es un tour virtual? La visita virtual es una forma de conocer un lugar por medio de una herramienta digital, en la que el usuario podrá ver la simulación de un espacio real y recorrerlo de forma virtual, es decir sin estar presente en y a través del ratón o moviendo el dedo en el móvil/ tableta.

Algunas ventajas son:

  • Ahorro de tiempo
  • Eliminar barreras geográficas
  • Disponibilidad a cualquier hora del día
  • Ganar visibilidad
  • Mostrar el estado actual y real del inmueble
  • Destacar el inmueble

Las visitas o recorridos virtuales no solo ahorran tiempo y dinero, sino que también crean nuevas experiencias y sensaciones en el usuario. Estas herramientas pueden ser utilizadas como primera toma de contacto del posible comprador con el inmueble, sobretodo si tiene interes en visitar más de una vivienda; sería como una criba para al final visitar físicamente aquél que realmente se adapta a sus necesidades.

“Conocer varias viviendas en poco tiempo sin necesidad de desplazamiento”

Las experiencias virtuales se pueden plantear de distintas maneras, teniendo en cuenta que se puede hacer de toda la vivienda o de espacios a destacar en cada una.

  • Una visita guiada, en la que el agente inmobiliario va explicando con lujo de detalles las características del inmueble y sus distintos espacios, puede ser combinando el tour virtual con una video llamada o a través de un programa informático.
  • Recorridos por sí mismo, donde el posible comprador sea quien marque el ritmo y recorra las distintas estancias con su dispositivo.
  • Una estación de realidad virtual en la oficina donde el usuario pueda acceder, utilizar las gafas de realidad virtual y sentirse realmente dentro del espacio.

    Fuente: pexels-fauxels

  • Open house virtual, donde transmitas en directo el recorrido por la vivienda.

Una alternativa al recorrido virtual puede ser grabar vídeos de calidad donde el agente inmobiliario muestre el inmueble desde el exterior y recorra todos sus espacios. El punto es disponer de la mayor cantidad de medios posibles para que los clientes compradores conozcan el inmueble y captar su atención.

Ser turista en tu propia ciudad

Sea grande o pequeña la ciudad en la que vives, dedica momentos para ser turista, salir de la zona habitual ayuda a conocer más a fondo cómo es realmente el lugar en el que vivimos, esto aplica tanto a agentes inmobiliarios como a todo aquel con disposición de descubrir un poco más de su entorno.

Recorrer tu propia ciudad te ayudará a descubrir nuevos rincones de encanto y estamos seguros que aportará mucho valor tanto a los agentes inmobiliarios como a los residentes. Si estás leyendo este blog y eres profesional inmobiliario, te invitamos a ser turista en tu propia ciudad, sin duda será útil para dar más información a tus clientes sobre qué podrá encontrar en los distintos barrios o cuál de ellos se adapta mejor a sus requerimientos. Además de agradarles te agradecerán la información y denotará que realmente conoces la zona.

Si eres residente, recorrer a fondo las calles y rincones de tu barrio no solo te hará pasar buenos momentos, sino que también te servirá para determinar si es realmente donde quieres seguir viviendo.

“Deja el camino rutinario y adéntrate en lo desconocido”

Detente y aprecia las calles, los parques y las fachadas de los edificios de toda el área que te rodea. Son muchas las veces que vamos tan inmersos en la rutina, en llegar al destino final y tan acostumbrados a pasar por las mismas calles, que no nos damos cuenta de las cosas, de pequeños detalles o incluso de ese mural nuevo que pintaron hace un mes y no te habías dado cuenta. Así que aquí te dejamos unos pequeños consejos que te servirán para emprender este viaje por tu propia ciudad.

Consejos para conocer tu ciudad

  • Re-descubre el centro histórico
  • Visita parques y zonas verdes
  • Haz tours que no hayas hecho
  • Visita museos y exposiciones
  • Disfruta de las calles, murales y arquitectura
  • Degusta sabores típicos y ¡disfruta!

8 errores al vender un inmueble

“Yo puedo vender mi vivienda por mi cuenta” dicen muchos, pero no es tan fácil como parece. Es un proceso que requiere tiempo, trabajo, dedicación y esfuerzo, por eso hemos decidido resumir en 8 puntos algunos de los errores más comunes que pueden llegar a cometer los propietarios que deciden vender por su cuenta.

1. Poner un precio alto
La mayoría de los propietarios establecen un precio de venta por encima del valor del mercado y esto se debe al apego emocional a la vivienda. Lo entendemos, es normal que los propietarios consideren que su inmueble vale más, incluso que lleguen a pensar que vale más que otro similar en la misma ubicación, porque a fin de cuentas todos tenemos sentimientos y el haber estado viviendo en un lugar mucho tiempo produce ese apego.

Así que valorar correctamente un inmueble es imprescindible si realmente el objetivo es venderlo, para ello hay que separar lo personal y dejarse asesorar, ya que dar con el precio adecuado no solo asegura la venta, sino que también que la gestión se lleve a cabo en corto tiempo. Se suele hacer uso de la expresión “está quemada” para aquella propiedad que además de estar sobrevalorada, tiene mucho tiempo disponible en el mercado. Y eso es algo que no queremos le pase a tu inmueble.

2. Publicar un inmueble sin fotos o de mala calidad
La primera cara, lo primero que ven los clientes potenciales y eso que realmente les hace hacer click para ver más información son las fotos. Di NO a las publicaciones sin fotos, a las fotos oscuras, desenfocadas, a aquellas que salen personas, objetos personales o que solo muestran un mobiliario o que parece que hasta las paredes caen al suelo porque la foto no está recta. Hacer fotos de calidad aumenta las probabilidades de venta, descubre la importancia de la fotografía inmobiliaria y algunos consejos.

3. No preocuparse por la presentación y apariencia del inmueble
Esto ya lo hemos comentado en varias ocasiones, y es que la primera impresión cuenta pero procura que la segunda sea igual o mejor, mantener la apariencia de un inmueble siguiendo los consejos home staging no solo aplica para las fotos, sino también para las visitas, quienes han visto las fotos esperan encontrar la vivienda tal cual, sin trucos de magia.

4. Ignorar ofertas
Llegarán mejores, ya vendrá otra, y así van 3 ofertas. Si consideras que la propuesta que tienes sobre la mesa es justa, no temas en decir que sí, de lo contrario haz una contraoferta, siempre se puede llegar a un acuerdo. Y en caso de que no, probablemente algo esté fallando, ya sea el precio o la disposición real de vender.

5. Ocultar información
No se gana nada ocultando información o el estado actual y defectos del inmueble, así que olvida esa alfombra que tienes en medio del pasillo para cubrir la madera rota. En algún momento u otro saldrá a la luz y solo se conseguirá un efecto rebote… el cliente se sentirá engañado.

6. No disponer de la documentación necesaria
El título de la propiedad, los últimos recibos, el certificado energético… son algunos de los documentos que debes disponer para vender una vivienda, sin estos no se puede cerrar la operación, así que es una de las primeras tareas a tachar.

7. No estar disponible
Si has optado vender tu inmueble por tu cuenta, procura tener tiempo disponible, no hay nada más molesto para los posibles compradores que la poca disponibilidad para las visitas, así que prepara una agenda si aún no la tienes o habilita casi por completo el calendario del móvil, porque un posible cliente puede llamar en cualquier momento y lo ideal es adaptarse al horario del cliente.

8. Rechazar ayuda de un profesional
No tienes tiempo ni tienes en consideración los puntos anteriores, pero tampoco quieres contratar a un profesional, me temo que ese inmueble estará mucho tiempo en venta. Estas pautas son solo algunas de las tantas que llevarán a cabo los agentes inmobiliarios de Convivencia, para que puedas estar en paz y disfrutando de tus días sin preocupaciones ni estar pendiente de que no puedes hacer algo que quieres porque tienes programadas varias visitas con posibles clientes.

¿Realmente quieres vender tu inmueble? Contacta con las agencias colaboradoras en Convivencia

¿Qué es un contrato exclusividad inmobiliaria?

Como ya sabes, somos un portal inmobiliario de profesionales que gestionan viviendas en exclusiva, pero ¿Qué es la exclusividad inmobiliaria?

El contrato de exclusividad inmobiliaria es un acuerdo que se firma entre el propietario de un inmueble y un agencia /agente inmobiliario con el objetivo de gestionar de forma exclusiva la compra-venta el inmueble durante un tiempo y condiciones determinadas.

¿Qué quiere decir de “forma exclusiva”?
Esto quiere decir que la agencia se responsabiliza de la llave de la vivienda, se compromete a promocionar / publicitar activamente el inmueble y darlo a conocer entre los colegas. Por lo que el vendedor no puede ceder la vivienda a otras inmobiliarias.

Importante destacar que el hecho de que la vivienda no se pueda ceder a otras inmobiliarias no significa que los clientes de otros asesores no puedan visitarla e incluso hacer una oferta.

¿Qué ventajas tiene firmar un contrato de exclusividad?

• En el momento en que se firma el contrato, la agencia se encarga de gestionar las visitas tanto si proviene de clientes de ellos como de clientes de agencias colaboradoras.
• Utiliza todos los recursos disponibles para vender correctamente y en el menor tiempo posible.
• Se encarga de gestionar el certificado energético en caso de no disponer de él
• Gestiona los contratos previos a la venta
• De mantener el contacto con notaría
• De obtener la cédula de habitabilidad
• De acompañar al propietario durante el proceso
• Garantía y seguridad
• Difusión de calidad en distintos canales
• El propietario se asegura de estar trabajando con un profesional cualificado
• Protege al vendedor en el transcurso que se tarda en llevar a cabo la transacción inmobiliaria

La mayor de las ventajas es que el asesor inmobiliario se encarga totalmente de la gestión, por lo que el propietario queda absuelto de preocupaciones, que es justo lo que ofrecen las agencias colaboradoras en Convivencia; ayudar al cliente en la gestión de compra venta para hacer de su vida más fácil y que pueda disfrutar con tranquilidad su día a día.

Reformar o no reformar, esa es la cuestión

Está claro que una vivienda reformada es más atractiva a la vista tanto en alquiler como venta, las condiciones en las que se encuentra y la distribución es uno de los aspectos que se toman en cuenta además del precio y ya es de saber que causar una buena primera impresión es esencial.

Pero, ¿Es mejor reformar o no? Todo depende de qué tan dispuesto se esté para afrontar una reforma y si realmente compensa respecto al valor que tendrá el inmueble una vez reformado. Llevar a cabo mejoras puede suponer una revalorización entre un 10 – 20% en algunas viviendas e incluso que se venda o alquiler en menor tiempo.

Si realmente se quiere vender / alquilar, es recomendable que el inmueble esté presentable, moderno, decente; esto se puede conseguir con un “lavado de cara” o en caso de ser necesario una reforma profunda. Esta última como el término lo indica, implica más detalles, más obra y por ende más dinero a invertir.

Hay quienes prefieren que la casa no esté reformada para poder así distribuir y adaptarla mejor a sus gustos y necesidades, no obstante es mayor el porcentaje de personas que buscan un inmueble en venta listo para entrar a vivir¡ y en alquiler un espacio moderno sin los muebles de la abuela.

¿Qué merece la pena reformar?

1. ¡Hora de cocinar! La cocina es uno de los espacios que más se observa con atención, ya sea el tamaño, la distribución, la condición en la que se encuentra, si es del año 60 o si está moderna. Pero centrémonos, si se busca una inversión mínima, nada que una buena capa de pintura pueda arreglar, en paredes e incluso gabinetes, iluminación y limpieza.

Si quieres tirar la casa por la ventana, en Convivencia inmobiliaria te recomendamos en la medida de lo posible ¡ABRIR!, conectar con el salón comedor y hacer uso de cerramientos de vidrio si quieres mantener los espacios divididos, eso dará amplitud y luminosidad.

2. Adiós gotelé. Así que comenzamos por las paredes, eliminar el gotelé o una capa de pintura para dar luminosidad y aires de nuevo.

3. ¡A la ducha! El baño es otro punto clave que requiere atención. Sustituir la bañera por plato de ducha, la cortina por mampara, modernizar los accesorios el espejo y claro pintura, siempre pintura.

Por último están las reparaciones menores o como nos gusta llamarlos, mantenimiento.
• Tapar agujeros de clavos de las paredes
• Reemplazar bombillas
• Actualizar los pomos y tiradores.
• Electrodomésticos

Entonces, ¿Cómo saber si lo ideal es optar por la reforma?

• Es absurdo escribirlo, pero necesario. Disponer de capital para afrontar una reforma.
• Determinar las acciones a realizar o espacios que necesitan un mejora imprescindible
• Pedir presupuesto de reforma
• Contactar con uno de nuestros agentes inmobiliarios y solicita una valoración de inmueble
• Comparar la valoración del inmueble antes de reformar, con la propuesta de reforma y la inversión que llevarás a cabo
• Si se revaloriza en más de un 10% sin tener que desembolsar una gran cantidad
• ¡ADELANTE!

Claves para crecer como agente inmobiliario

Alcanzar el éxito no es cuestión de suerte, sino de trabajo continuo, esfuerzo y dedicación. Es cierto que cada quien puede llegar a tener una definición de éxito, por estar ligado a los objetivos planteados, ya sea mayor reconocimiento, mejor relación con clientes o más operaciones de compraventa. Lo que sí sabemos es que el crecimiento profesional es un mix de la capacidad de cada agente para organizarse, comunicarse constantemente con los clientes o clientes potenciales, el estar al día en noticias o tendencias del sector y sobretodo en saber transmitir un mensaje.

Hoy hemos preparado una serie de claves que consideramos esenciales para crecer como profesional en el mundo inmobiliario.

1. Formación continua
1, 2 y hasta 10 veces ya habrás leído lo importante que es la formación continua y aprender cosas nuevas todos los días, lo cierto es que no nos vamos a cansar de repetirlo. Estar en constante aprendizaje no solo nos hace mejores profesionales, sino que nos ayuda a tener la mente más despierta, activa y actualizar conocimientos que pueden ser la perfecta combinación de lo que ya sabemos y aplicamos.

“Somos responsables de nuestro propio éxito”

2. Ser proactivo y gestionar el tiempo
Actuar en vez de ser un espectador más, tener iniciativa, comprender la importancia y el valor del tiempo. Un agente inmobiliario proactivo es aquel que es capaz de transformar ideas en acciones, anticipar problemas y programar actividades en el calendario.

No solo se trata de agendar visitas y dejar el resto de la mañana o tarde libre, se trata de asignar también un tiempo y horario determinado para seguimiento con los clientes, llamadas, visitas, incluso se puede determinar momentos específicos para ver las novedades del sector inmobiliario y estar al día.

3. Solucionar problemas antes de que surjan
Un agente inmobiliario con o sin experiencia es consciente de los distintos escenarios que se pueden presentar antes, durante y después de una gestión de compraventa. Es cierto que hay casos particulares de los cuales se va aprendiendo, pero el hecho de saber y conocer diferentes situaciones ayuda a resolver problemas y aclarar dudas antes de que surjan.

Esto se puede solventar mediante conversaciones y haciendo preguntas adecuadas para evitar sorpresas tanto en clientes vendedores en relación a lo que quiere y condiciones reales del inmueble, como a clientes compradores.

4. Conexión auténtica
En Convivencia lo tenemos claro, lo importante son las relaciones más que las ventas, una buena relación enriquece y fomenta el cierre de una venta e incluso abre las puertas a futuras. Por lo que un agente inmobiliario tendrá mayor éxito si consigue una conexión auténtica con sus clientes.

5. Segmentar la base de datos
¿Cuántas veces te has sentado frente al ordenador y has visto la cantidad de clientes potenciales en tu base de datos? ¿No sabes por dónde comenzar? Segmentar es la clave para el éxito, puedes hacer categorías según el estado o respuesta del cliente, ya sea

• Clientes que buscan por “x” euros
• Clientes que visitaron por segunda vez
• Clientes que no he podido contactar…

Una vez creadas las diferentes categorías, será posible llegar a más clientes potenciales de forma rápida y efectiva. Muchas veces no saber gestionar la base de datos puede llevar a perder un cliente.

6. Tecnología gran aliado
Este es otro punto que no dejamos de resaltar y es que el mundo cambia, las tecnologías avanzan y es asunto nuestro estar al pie de ella o no. Si sabemos que cada vez hay más personas conectadas en la red, utilizando buscadores, correos y redes sociales, alcanzar el éxito inmobiliario dependerá de qué tan dispuestos estemos a adentrarnos en ese mundo y conectar. Tanto para redes sociales como para gestionar clientes e inmuebles.

7. Auto-motivador
Encontrar qué te motiva es fundamental, hay quienes sienten ese impulso de motivación naturalmente y otras que necesitan un empuje. Ese objetivo será la pieza importante para realmente alcanzar tus objetivos y el éxito.

Consejos para alquilar más rápido una vivienda

Poner en alquiler una vivienda es una perfecta opción para obtener rentabilidad de ese inmueble que se tiene en propiedad pero que no está habitado. Primero hay que entender que un inmueble es una inversión y que para alcanzar una buena rentabilidad en corto tiempo hay que cuidarlo, invertir y pensar en esa vivienda como si uno mismo la fuese a habitar; porque así como te gusta sentirte a gusto, a los inquilinos también. Después de entender esto, se debe tener en cuenta una serie de aspectos que determinarán qué tan rápido se gestione el contrato de alquiler.

1. Asesoramiento de un agente inmobiliario

Se encargará de orientar en cuanto al precio adecuado del mercado según la ubicación, características y estado del inmueble. Además de asesorar, el agente hará fotografías de calidad, gestionará la publicidad del inmueble, coordinará las visitas, y pasará el filtro de selección de inquilino ideal para la vivienda.

2. Detallar las características
Crear una lista con las características del inmueble ayuda a que se alquile más rápido, añadiendo también información sobre la ubicación, aspectos a resaltar del entorno y cercanía respecto a lugares de interés, los metros cuadrados de la vivienda y de cada una de las estancias, así como también explicar la distribución, lo positivo del inmueble y dejar claro por qué deben elegir ese y no otro.

Es importante especificar qué está permitido y qué no, como por ejemplo si se permiten o no mascotas y si dispone de servicios adicionales como garaje, trastero o piscina. ¿Permite alquiler y alquiler con opción a compra? Especificarlo es lo mejor.

3. Buena promoción
Además de una buena descripción, un inmueble con fotografías de calidad e incluso vídeos recorriendo sus espacios ayuda a captar más la atención y a que realmente se conozca el inmueble. El resto es la publicación por parte del agente en los distintos medios sociales.

4. Arreglar desperfectos
A todos nos gusta sentirnos a gusto en el espacio que habitamos o trabajamos, así mismo todo el que busca alquilar un inmueble. Son muchos los propietarios que no le dan importancia a arreglar los pequeños desperfectos y es esa mentalidad la que hace que un inmueble lleve publicado en portales más de uno o dos mes. Hay que abrir la mente y entender que todos queremos espacios agradables, sencillos y con los mínimos defectos posibles, ya que el resto es tarea de cada inquilino adecuarlo para sentirlo como su hogar.

“Olvida los muebles grandes, sobretodo cuando los espacios son pequeños”

5. Limpieza e higiene
Limpieza a fondo para las fotos y también para las visitas, no hay nada más motivador que visitar una vivienda de interés y que sea igual o mejor de lo esperado. Es más fácil hacerse a la idea de vivir ahí si los espacios están limpios, ordenados y despersonalizados.

6. Muebles y electrodomésticos
Electrodomésticos en buen estado, una televisión en condiciones, buen sofá y muebles pueden hacer milagros para alquilar una vivienda, sobretodo si se trata de la cocina y el salón.

Con estos consejos, la mente abierta, disposición de mejorar el inmueble para tener una mayor y rápida rentabilidad, combinado con el asesoramiento de nuestros agentes inmobiliarios, no habrá persona que se resista a alquilar esa vivienda.

Ideas para cambiar rápido el estilo una vivienda

Cambiar el estilo, mejorar la apariencia y dar un aire nuevo para hacer más atractiva una vivienda, es posible aún con recursos limitados para ello, si se tienen en cuenta aspectos esenciales como el color para generar un mayor impacto.

Es por esto que a continuación te presentamos algunas ideas que puedes aplicar:

1. Verde que te quiero verde
Hacer uso de plantas en espacios habitados, es una de las opciones más fáciles para transformar y transmitir nuevas sensaciones, según el espacio que se tenga se puede jugar con su ubicación; ya sea flotantes del techo, en una mesa o en la pared.

¿Poca luz natural? ¡que no sea excusa! Se puede utilizar a plantas que no requieran tanta luz o recurrir a iluminación que le sirva como sustituta.

2. Paleta de colores
Esta es otra forma fácil y rápida de cambiar el look de una vivienda, la pintura; ya sea pintar paredes, mobiliarios o puertas, el color hará que se vean renovados y frescos todos los espacios.

3. Utiliza lo que tienes
Renovar lo existente, reparar, cambiar la disposición del mobiliario y añadir nuevos accesorios son claves para conseguir un buen resultado.

4. Cojines
Renovar, rellenar y dar color. Es hora de olvidar esos cojines sin forma y fundas desgastadas y añadir nuevos rellenos, colores y texturas. Son elementos fundamentales para dar vida a los espacios y es más rentable que cambiar todo el sofá.

5. Muebles de la abuela
Ya sea para vender, alquilar o para vivir en ella, quien habite la vivienda debe sentirse a gusto, y tener un mueble viejo, desgastado, que ocupa la mayor parte del salón o dormitorio no es atractivo, ni generará esa sensación de estar a gusto en el hogar o de querer vivir ahí.

Orden, luz, menos es más; con cambiar pequeños detalles se puede hacer una gran diferencia, pero lo importante es sentirse a gusto y tener bienestar mental en un espacio llamado hogar.

Señales de que debes llamar ya a ese cliente

Llegar y conectar con los clientes es clave, incluso con algo tan básico como una llamada telefónica. Al llamar a todos tus contactos, alguno puede sentirse incómodo o no gustarle, incluso hay agentes inmobiliarios que le temen o la utilizan como último recurso, siendo es una de las estrategias fundamentales que puede generar un cliente ya sea comprador o vendedor.

Así como es importante contactar, es valioso aprender a leer las señales por eso hemos decidido compartir algunas de las situaciones que hemos identificado como indicadoras de que debes llamar ya al cliente.

  • Llegó a ti

Puede sonar obvio, pero muchas veces no se le da la importancia que tiene, ese cliente que ha contactado contigo por cualquier medio, debe pasar a los primeros de la lista pendiente de llamar. El no responder esa solicitud en un corto plazo de tiempo, puede ser un cliente perdido, sin importar que sea nuevo o un contacto existente, atenderles es una fuente de referencia y reseña y no queremos que sea de las negativas.

  • Se relaciona con tu marca en las redes sociales

Sin duda un cliente que interactúa con tu marca en las redes sociales, es un cliente que con el seguimiento adecuado es más prospecto de cliente que uno que ni siquiera conoce la marca. Así que hay que estar pendiente que tipo de publicación genera más interacción, que tipo de interacción es y seguir por ese camino.

  • Tras un acontecimiento importante

Con el soporte de un CRM y una buena gestión, puedes saber momentos clave en las transacciones con los clientes, ya sea para felicitar en su cumpleaños o fechas especiales y para hacer llamadas de seguimiento en casos como
– Meses posteriores a haber realizado una transacción importante
– Para saber qué tal ha ido todo tras ayudarle a solucionar unas dudas o problema
– Han reformado la vivienda que les vendiste y quieres ver como ha quedado y que tan a gusto están
Hay muchos momentos que pueden servir como “excusa” para realizar esa llamada, solo tienes que analizarlo un poco y ser creativo.

  • Cliente referido

Muchos de tus clientes llegan como referido y la mayoría valoran más esa recomendación que la publicidad en los medios; así que si recibes una notificación de alguien que llega por esta vía, no le hagas perder el tiempo, no solo podrías perderlo como cliente, sino también a quien te recomendó.

Hay un sinnúmero de medios para contactar con un posible comprador o vendedor, por ello en Convivencia recomendamos identificar los gustos del cliente y anotarlo; el saber si prefiere llamadas telefónicas, mensajes de WhatsApp o que le contacten por email, hará que el cliente se sienta más a gusto durante la conversación.