Alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra o con derecho a compra, es una alternativa para adquirir una vivienda a largo plazo. Es un contrato de alquiler compuesto por un subcontrato de venta. El inquilino vivirá arrendado por un período de tiempo determinado y tras pasado ese tiempo del primer contrato, el mismo tiene derecho a comprar la vivienda al precio acordado; en caso de acceder a la compra, al precio total de venta se descontará la mitad o la cantidad total de las rentas pagadas hasta ese entonces.

Es sin duda una alternativa para la compra de una vivienda para aquellos compradores que no pueden acceder a una hipoteca. Aunque no es necesario pedir un préstamo hipotecario, el propietario puede solicitar a los inquilinos algún tipo de aval de cara a la futura compra del inmueble.

Factores o condiciones en el contrato de alquiler con opción a compra:

• Debe estar pautado el precio de venta de la vivienda y una vez cumplido el contrato de alquiler será el mismo de la fecha en que se firmó dicho contrato.
• En caso del propietario establecer una prima inicial, debe estar especificado en el contrato.
• Al firmar el contrato, el inquilino tiene derecho a comprar la vivienda y por tanto tendrá exclusividad de compra.
• Si tras finalizar el contrato, se decide prorrogar; el inquilino pierda todo el derecho a compra.
• Se puede efectuar el proceso de compra – ventas antes de finalizado el contrato.

Para el propietario
Ventajas:
• Recibe ingresos desde el primer momento por el alquiler.
• Atrae a compradores que habían descartado el inmueble por temas hipotecarios.
• Saca partido al inmueble sin necesidad de descartar la venta.

Inconvenientes:

• Puede perder el tiempo si a final de contrato el inquilino decide no comprarla.
• No dispone de margen para aumentar el precio de la vivienda en caso de que suba el precio de mercado.

Para el inquilino
Ventajas:
• Disfrutar de la vivienda antes de la compra.
• Dispone de tiempo para gestionar financiación para la compra.
• Precio de venta fijado en el contrato, por lo que no corre riesgo de que pueda subir.
• Puede proceder a la compra en cualquier momento del contrato.

Inconvenientes:
• Si el mercado provoca una baja de precios del inmueble, no podrá beneficiarse de dicho cambio ya que hay un precio pautado.
• El contrato está sujeto a una doble tributación por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, por el alquiler y por la opción de compra:

ALQUILER – Liquidar el impuesto por ITP en el plazo máximo de 30 días desde la firma del contrato.
COMPRA – Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

• En caso de no optar por la compra del inmueble, pierde la prima aportada inicialmente.

Si necesitas asesoría para gestionar o buscar un inmueble en la condición de alquiler con opción a compra, ¡escríbenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *