Qué hace un agente inmobiliario

¿Tienes un inmueble y lo quieres poner en venta o alquiler? Entonces el asesor inmobiliario es la persona perfecta para gestionar la intermediación del mismo y obtener el mejor resultado posible. Con la ayuda de uno de los profesionales inmobiliarios asociados en Convivencia, podrás llevar a cabo transacciones inmobiliarias de éxito.

Pero, ¿Cuál es la función de un agente inmobiliario? ¿Qué hace?, no es ningún misterio que es una profesión al igual que toda que necesita dedicación, esfuerzo y trabajo continuo. Con la ayuda de estos profesionales, su dominio y conocimiento en operaciones comerciales, de gestión de inmuebles y habilidades negociadoras, todo proceso de compra venta o alquiler será transparente y sencillo.

Qué hace un agente inmobiliario 

·      Asesora y gestiona, para ello el agente debe conocer a fondo no solo el inmueble, sus características y el entorno, sino también el mercado actual y leyes. 

·      Atrae propietarios, clientes compradores o inquilinos y los fideliza.

·      Orienta a los propietarios sobre el precio correcto de su inmueble de acuerdo a las condiciones del mismo y el mercado.

·      Comercializa inmuebles, llevando a cabo una serie de acciones de marketing para promover el inmueble y que llegue a la persona correcta.

·      Es transparente en cuanto a dar información sobre proceso y características de inmuebles.

·      Colabora con otros profesionales para que sus inmuebles lleguen a la mayor cantidad de posibles clientes, por tanto no teme a trabajar en exclusiva, porque entiende que a final de cuentas es lo mejor para su cliente.

·      Gestiona y programa visitas.

·      Está en constante comunicación con sus clientes.

·      Acompaña durante el proceso de compra venta o alquiler a sus clientes.

·      Informa correctamente sobre sus servicios, su forma de trabajo.

·      Atención personalizada.

·      Prepara documentación necesaria, orienta en tramitaciones y responde llamadas, correos y whatsapp.

·      Ofrece servicio postventa

Un agente inmobiliario es gestor, comercializador y negociador, que está en constante crecimiento. En Convivencia disponemos de alrededor de 100 agentes dispuestos a ayudarte en la gestión inmobiliaria que necesites.

Aspectos que influyen en la valoración de una vivienda

Ser consciente de los aspectos que pueden perjudica o aumentar el valor de un inmueble a la hora de una valoración es siempre una excelente idea a tener en cuenta. Hay acciones que puede hacer todo propietario que aseguran un aumento en el valor de su vivienda, pero en caso de decidir hacer mejoras, es importante recordar que algunas pueden ser más costosas que otras y que lo importante es compararlo con el valor que aporta una vez reformado, no reformar por reformar para vender más caro.

Primero lo primero, hay que identificar cuáles son las áreas que realmente requieren atención y en las que se puede sacar mayor beneficio frente a la tasación, luego determinar el nivel de actuación, su coste y su está acorde con el presupuesto de reforma.

Aunque hay aspectos que influyen en la tasación de una vivienda que no son modificables o mejorables por el propietario, siempre hay otros que lo pueden compensar. Aquí comentamos algunos puntos de evaluación durante una tasación:

  • El exterior

Sea una casa o un piso, el exterior debe ser atractivo. Es cierto que es más difícil cuando se trata de un piso por el hecho de que se tiene en cuenta el edificio completo, no obstante tu vivienda aún así puede tener un exterior impoluto. Comenzando por la puerta, que esté en correcto estado y limpia.

Si es una casa procurar tener tanto la valla como el jardín de 10, limpieza y pintura son el mejor aliado en estos casos. Así mismo para todo inmueble es recomendable tener las ventanas y el revestimiento sin capas de polvo o suciedad, la clave es que se note que es un ambiente bien cuidado.

“Ubicación, superficie, distribución y calidades, son algunos de los aspectos que se tienen en cuenta para una tasación”

  • Antigüedad

El estado de conservación de la vivienda, tipo de construcción y el estado del edificio respecto a su tiempo de construcción.

  • El interior

La distribución, los materiales de los acabados, la superficie útil y construida y si hay reforma o la necesita.

  • Instalaciones

Este es un aspecto que se puede mejorar, pero poco recomendable a la hora de vender ya que puede incurrir en un gasto mayor del previsto. Pero si es importante entender que tanto las instalaciones eléctricas, de fontanería como la calidad y tipo de cerramiento de la vivienda, sus revestimientos, son claves a la hora de determinar el valor de un inmueble.

  • Decoración

Es cierto que esto va un poco más allá, porque por el hecho de que una vivienda no está decorada para los gustos de todos, no va a alterar el valor del mismo. No obstante, despersonalizar y renovar la imagen es la clave para atraer clientes. Pintar con colores neutros y claros ayudan a que los espacios se vean más iluminados, frescos y renovados y eso sí que puede afectar positivamente la valoración.

  • Ascensor

Ascensor o no ascensor, este es uno de los puntos más fuertes, además de la orientación a la hora de una tasación, sin dudas un inmueble que dispone de ascensor tiene más valor que uno que no lo tenga.

Otros aspectos que también influyen pero que no son modificables son la orientación y por tanto la incidencia de la luz natural, la ubicación junto con los servicios que dispone a su alrededor y la seguridad de la zona. También se tendrá en cuenta si dispone o no de cargas, el tipo de vivienda y si se trata de una vivienda con algún tipo de régimen de protección.

Compartir en:

Como ahorrar dinero en mudanzas

Consejos prácticos

Hace unos meses compartimos un blog sobre consejos para afrontar una mudanza y no morir en el intento, hoy lo complementamos con 9 ideas para ahorrar antes y durante el proceso de cambio de vivienda. Así que si estás pensando en mudarte, toma nota de estos consejos.

  • Planifica las acciones que llevarás a cabo en la mudanza con antelación. Ser organizados y prepararse con tiempo es la base para conseguirlo. Ese tiempo servirá para determinar si contratarás servicios de mudanzas o si la quieres realizar tú.
  • Medir y plantear una correcta distribución y planificación. Medir la puerta de entrada y los distintos puntos de acceso es importante porque si el mobiliario no pasa fácilmente, se tendrá que recurrir al balcón o ventana y esto significa un incremento en la factura de la mudanza. Muchas veces el ser creativo ayuda a que muebles difíciles entren sin problema pero más vale ser precavido.
  • En caso de contratar el servicio, recomendamos solicitar varios presupuestos para tener comparativas y seleccionar el que más se ajuste al gasto estimado que tienes preparado para la mudanza.
  • Preparar y trasladar las cosas pequeñas tú. Empaquetar en cajas los utensilios de la cocina, libros y prendas o accesorios de vestir toma tiempo lo cual se traduce en ahorro de dinero si decides preparar en caja los artículos pequeños y llevarlos a la nueva vivienda, dejando así que el transporte de mudanza se encargue de los objetos pesados.
  • No llevar lo innecesario. Hay quienes con el paso del tiempo acumulan cosas que en momentos de mudanza ni recordaban que tenían o que tienen mucho tiempo sin usar, es este el momento perfecto para hacer limpieza y deshacerse de ellas. Ahorra tiempo, dinero y no tendrás que prepararlo para la mudanza, puedes optar por donar, vender o llevarlo a tiendas especializadas en artículos de segunda mano.

“Nunca sabes lo que tienes hasta que te toca hacer mudanza”

  • Ahorro en cajas. Mudanzas planificada a última hora se traduce en comprar cajas urgente, en cambio si se planifica como sugerimos tendrás tiempo para recolectar cajas gratis de familiares o amigos, tiendas o supermercados.
  • Optimiza el espacio utilizando los cajones de los muebles y maletas como cajas de mudanza.
  • Pide ayuda a tus familiares y amigos, mientras más ayuda menos tendrás que pagar a una empresa de mudanzas.
  • Prevenir daños es clave para ahorra dinero, por lo que proteger adecuadamente objetos frágiles es lo ideal. 

Lo importante es adaptar la mudanza a lo que necesitas y al presupuesto que has establecido. Con una buena organización y los consejos anteriores seguro será una mudanza de éxito.

La ventilación y los olores en las viviendas

Cuidar una vivienda no es solo reparaciones de mantenimiento o mantener una buena estética, es también atender la ventilación y ser precavido con los olores y humedades. Ventilar un inmueble es una de las prácticas más saludables que se deben llevar a cabo para renovar el aire. Una mala ventilación no solo perjudica el estado de la vivienda con humedades, condensaciones y malos olores, sino también la salud de quienes lo habitan.

Una vez entendida la importancia de la ventilación en el hogar, es hora de aplicarlo a inmuebles que están en venta o alquiler, inmuebles que pasan por un período de tiempo en el que no lo habitan y por tanto es también necesario renovar ventilar. Así que recomendamos llegar con tiempo suficiente antes de la visita inmobiliaria con el posible cliente comprador o inquilino para poner el inmueble en orden, abrir las ventanas y ventilar. Con esto no solo ayudamos a la salud de la vivienda, sino que también eliminamos posibles olores a cerrado.

¿Cómo ventilar un espacio?

• Ventilación natural, es la que se produce de forma espontánea al abrir las ventanas
• Ventilación cruzada, abriendo ventanas y puertas espacios opuestos de la vivienda para poder así renovar el aire.
• Dejar que se renueve el aire por un mínimo 10 minutos.
• Ventilación forzada, cuando se hace uso de elementos mecánicos como por ejemplo la campana de la cocina o el extractor de un baño que no dispone de ventanas.
• Preferiblemente en horas de la mañana o en las horas más cálidas de invierno.

El olfato de uno de los sentidos que influyen en cómo se percibe un espacio una vez se conoce y con esto queremos ir más allá de solo “abrir ventanas” hablamos de trabajar el marketing olfativo, de ambientar las viviendas con un olor neutro, agradable que invite a recorrerla y pasar más tiempo en ella. Teniendo en cuenta, que debe ser un olor sutil que el cliente lo perciba casi sin realmente darse cuenta, porque el olfato está vinculado a la memoria y por ende muy importante tenerlo en cuenta.

Identificar qué necesita tu cliente

Como profesionales inmobiliarios vemos varios tipos de clientes todos los días y es importante saber abordar cada situación y hacer las preguntas correctas para llegar a la información que realmente se necesita, para definir qué vivienda quiere y busca cada cliente. Habrá quienes lleguen a ti con las ideas bien claras y definidas, y otros que necesitan un poco de orientación. Para ayudarte a centrar a los clientes y determinar lo que quieren y necesitan hemos escrito este blog.

Somos muy fans de las listas y es lo primero que te vamos a recomendar, plantear dos listas, la primera con lo que quiere tu cliente y la segunda con sus necesidades, claro para ello necesitarás hablar y preguntarle al cliente. La comparativa de la lista ayudará a enfocar al cliente.

Para hacer la lista de necesidades te recomendamos anotar estos puntos:

  • Ubicación
  • Zona
  • Transporte público
  • Espacios públicos – zonas verdes
  • Vistas
  • Tipo de vivienda
  • Para renovar
  • Lista para entrar a vivir
         Distribución de planta
  • Número mínimo de baños
  • Número mínimo de dormitorios
  • Garaje
  • Trastero
  • Terraza

Una vez tengas el listado planteado establece rangos de importancia o preferencia, por ejemplo 0-5 siendo el 5 de vital importancia, porque entendemos que cada persona tiene necesidades y requerimientos específicos o dan más prioridad a unos que otros.

Puedes incluso preparar una plantilla atractiva para rellenar en físico o digital, en la que el cliente o tú puedan ir marcando las distintas necesidades y el nivel de prioridad.

La idea es que mientras vayas hablando con el cliente te sirva para definir la vivienda que cumpla sus necesidades. Es también una estrategia para que el cliente sea consciente de lo que pide, que sea verdaderamente lo que necesita no tanto lo que desea y para centrar el presupuesto, ya que los aspectos mencionados son clave para determinar el valor de un inmueble.

Si optas por aplicar este método, te recomendamos hacer el diseño de la plantilla fácil, atractiva y si es digital interactivo, así resultará más interesante rellenar tanto si decides entregarlo al cliente como si prefieres cumplimentar la información tú.

Visitas virtuales

La manera de enseñar inmuebles cambia y hay que adaptarse a los nuevos tiempos. La tecnología permite ahorrar un valioso tiempo y debemos sacar provecho del mismo, y es que los avances tecnológicos vinieron para quedarse y el sector inmobiliario no se queda atrás.

Hay diversas alternativas que se pueden implementar para dar un toque extra a la presentación de inmuebles aparte de una buena descripción, fotos de calidad y vídeos. Hacer uso de planos en 3D (tres dimensiones), realidad virtual, recorridos virtuales 360º o recorrido dirigidos por el agente, son algunas herramientas que sin duda aportarán valor a tu servicio.

Pero, ¿qué es un tour virtual? La visita virtual es una forma de conocer un lugar por medio de una herramienta digital, en la que el usuario podrá ver la simulación de un espacio real y recorrerlo de forma virtual, es decir sin estar presente en y a través del ratón o moviendo el dedo en el móvil/ tableta.

Algunas ventajas son:

  • Ahorro de tiempo
  • Eliminar barreras geográficas
  • Disponibilidad a cualquier hora del día
  • Ganar visibilidad
  • Mostrar el estado actual y real del inmueble
  • Destacar el inmueble

Las visitas o recorridos virtuales no solo ahorran tiempo y dinero, sino que también crean nuevas experiencias y sensaciones en el usuario. Estas herramientas pueden ser utilizadas como primera toma de contacto del posible comprador con el inmueble, sobretodo si tiene interes en visitar más de una vivienda; sería como una criba para al final visitar físicamente aquél que realmente se adapta a sus necesidades.

“Conocer varias viviendas en poco tiempo sin necesidad de desplazamiento”

Las experiencias virtuales se pueden plantear de distintas maneras, teniendo en cuenta que se puede hacer de toda la vivienda o de espacios a destacar en cada una.

  • Una visita guiada, en la que el agente inmobiliario va explicando con lujo de detalles las características del inmueble y sus distintos espacios, puede ser combinando el tour virtual con una video llamada o a través de un programa informático.
  • Recorridos por sí mismo, donde el posible comprador sea quien marque el ritmo y recorra las distintas estancias con su dispositivo.
  • Una estación de realidad virtual en la oficina donde el usuario pueda acceder, utilizar las gafas de realidad virtual y sentirse realmente dentro del espacio.

    Fuente: pexels-fauxels

  • Open house virtual, donde transmitas en directo el recorrido por la vivienda.

Una alternativa al recorrido virtual puede ser grabar vídeos de calidad donde el agente inmobiliario muestre el inmueble desde el exterior y recorra todos sus espacios. El punto es disponer de la mayor cantidad de medios posibles para que los clientes compradores conozcan el inmueble y captar su atención.

Ser turista en tu propia ciudad

Sea grande o pequeña la ciudad en la que vives, dedica momentos para ser turista, salir de la zona habitual ayuda a conocer más a fondo cómo es realmente el lugar en el que vivimos, esto aplica tanto a agentes inmobiliarios como a todo aquel con disposición de descubrir un poco más de su entorno.

Recorrer tu propia ciudad te ayudará a descubrir nuevos rincones de encanto y estamos seguros que aportará mucho valor tanto a los agentes inmobiliarios como a los residentes. Si estás leyendo este blog y eres profesional inmobiliario, te invitamos a ser turista en tu propia ciudad, sin duda será útil para dar más información a tus clientes sobre qué podrá encontrar en los distintos barrios o cuál de ellos se adapta mejor a sus requerimientos. Además de agradarles te agradecerán la información y denotará que realmente conoces la zona.

Si eres residente, recorrer a fondo las calles y rincones de tu barrio no solo te hará pasar buenos momentos, sino que también te servirá para determinar si es realmente donde quieres seguir viviendo.

“Deja el camino rutinario y adéntrate en lo desconocido”

Detente y aprecia las calles, los parques y las fachadas de los edificios de toda el área que te rodea. Son muchas las veces que vamos tan inmersos en la rutina, en llegar al destino final y tan acostumbrados a pasar por las mismas calles, que no nos damos cuenta de las cosas, de pequeños detalles o incluso de ese mural nuevo que pintaron hace un mes y no te habías dado cuenta. Así que aquí te dejamos unos pequeños consejos que te servirán para emprender este viaje por tu propia ciudad.

Consejos para conocer tu ciudad

  • Re-descubre el centro histórico
  • Visita parques y zonas verdes
  • Haz tours que no hayas hecho
  • Visita museos y exposiciones
  • Disfruta de las calles, murales y arquitectura
  • Degusta sabores típicos y ¡disfruta!

8 errores al vender un inmueble

“Yo puedo vender mi vivienda por mi cuenta” dicen muchos, pero no es tan fácil como parece. Es un proceso que requiere tiempo, trabajo, dedicación y esfuerzo, por eso hemos decidido resumir en 8 puntos algunos de los errores más comunes que pueden llegar a cometer los propietarios que deciden vender por su cuenta.

1. Poner un precio alto
La mayoría de los propietarios establecen un precio de venta por encima del valor del mercado y esto se debe al apego emocional a la vivienda. Lo entendemos, es normal que los propietarios consideren que su inmueble vale más, incluso que lleguen a pensar que vale más que otro similar en la misma ubicación, porque a fin de cuentas todos tenemos sentimientos y el haber estado viviendo en un lugar mucho tiempo produce ese apego.

Así que valorar correctamente un inmueble es imprescindible si realmente el objetivo es venderlo, para ello hay que separar lo personal y dejarse asesorar, ya que dar con el precio adecuado no solo asegura la venta, sino que también que la gestión se lleve a cabo en corto tiempo. Se suele hacer uso de la expresión “está quemada” para aquella propiedad que además de estar sobrevalorada, tiene mucho tiempo disponible en el mercado. Y eso es algo que no queremos le pase a tu inmueble.

2. Publicar un inmueble sin fotos o de mala calidad
La primera cara, lo primero que ven los clientes potenciales y eso que realmente les hace hacer click para ver más información son las fotos. Di NO a las publicaciones sin fotos, a las fotos oscuras, desenfocadas, a aquellas que salen personas, objetos personales o que solo muestran un mobiliario o que parece que hasta las paredes caen al suelo porque la foto no está recta. Hacer fotos de calidad aumenta las probabilidades de venta, descubre la importancia de la fotografía inmobiliaria y algunos consejos.

3. No preocuparse por la presentación y apariencia del inmueble
Esto ya lo hemos comentado en varias ocasiones, y es que la primera impresión cuenta pero procura que la segunda sea igual o mejor, mantener la apariencia de un inmueble siguiendo los consejos home staging no solo aplica para las fotos, sino también para las visitas, quienes han visto las fotos esperan encontrar la vivienda tal cual, sin trucos de magia.

4. Ignorar ofertas
Llegarán mejores, ya vendrá otra, y así van 3 ofertas. Si consideras que la propuesta que tienes sobre la mesa es justa, no temas en decir que sí, de lo contrario haz una contraoferta, siempre se puede llegar a un acuerdo. Y en caso de que no, probablemente algo esté fallando, ya sea el precio o la disposición real de vender.

5. Ocultar información
No se gana nada ocultando información o el estado actual y defectos del inmueble, así que olvida esa alfombra que tienes en medio del pasillo para cubrir la madera rota. En algún momento u otro saldrá a la luz y solo se conseguirá un efecto rebote… el cliente se sentirá engañado.

6. No disponer de la documentación necesaria
El título de la propiedad, los últimos recibos, el certificado energético… son algunos de los documentos que debes disponer para vender una vivienda, sin estos no se puede cerrar la operación, así que es una de las primeras tareas a tachar.

7. No estar disponible
Si has optado vender tu inmueble por tu cuenta, procura tener tiempo disponible, no hay nada más molesto para los posibles compradores que la poca disponibilidad para las visitas, así que prepara una agenda si aún no la tienes o habilita casi por completo el calendario del móvil, porque un posible cliente puede llamar en cualquier momento y lo ideal es adaptarse al horario del cliente.

8. Rechazar ayuda de un profesional
No tienes tiempo ni tienes en consideración los puntos anteriores, pero tampoco quieres contratar a un profesional, me temo que ese inmueble estará mucho tiempo en venta. Estas pautas son solo algunas de las tantas que llevarán a cabo los agentes inmobiliarios de Convivencia, para que puedas estar en paz y disfrutando de tus días sin preocupaciones ni estar pendiente de que no puedes hacer algo que quieres porque tienes programadas varias visitas con posibles clientes.

¿Realmente quieres vender tu inmueble? Contacta con las agencias colaboradoras en Convivencia

¿Qué es un contrato exclusividad inmobiliaria?

Como ya sabes, somos un portal inmobiliario de profesionales que gestionan viviendas en exclusiva, pero ¿Qué es la exclusividad inmobiliaria?

El contrato de exclusividad inmobiliaria es un acuerdo que se firma entre el propietario de un inmueble y un agencia /agente inmobiliario con el objetivo de gestionar de forma exclusiva la compra-venta el inmueble durante un tiempo y condiciones determinadas.

¿Qué quiere decir de “forma exclusiva”?
Esto quiere decir que la agencia se responsabiliza de la llave de la vivienda, se compromete a promocionar / publicitar activamente el inmueble y darlo a conocer entre los colegas. Por lo que el vendedor no puede ceder la vivienda a otras inmobiliarias.

Importante destacar que el hecho de que la vivienda no se pueda ceder a otras inmobiliarias no significa que los clientes de otros asesores no puedan visitarla e incluso hacer una oferta.

¿Qué ventajas tiene firmar un contrato de exclusividad?

• En el momento en que se firma el contrato, la agencia se encarga de gestionar las visitas tanto si proviene de clientes de ellos como de clientes de agencias colaboradoras.
• Utiliza todos los recursos disponibles para vender correctamente y en el menor tiempo posible.
• Se encarga de gestionar el certificado energético en caso de no disponer de él
• Gestiona los contratos previos a la venta
• De mantener el contacto con notaría
• De obtener la cédula de habitabilidad
• De acompañar al propietario durante el proceso
• Garantía y seguridad
• Difusión de calidad en distintos canales
• El propietario se asegura de estar trabajando con un profesional cualificado
• Protege al vendedor en el transcurso que se tarda en llevar a cabo la transacción inmobiliaria

La mayor de las ventajas es que el asesor inmobiliario se encarga totalmente de la gestión, por lo que el propietario queda absuelto de preocupaciones, que es justo lo que ofrecen las agencias colaboradoras en Convivencia; ayudar al cliente en la gestión de compra venta para hacer de su vida más fácil y que pueda disfrutar con tranquilidad su día a día.

Reformar o no reformar, esa es la cuestión

Está claro que una vivienda reformada es más atractiva a la vista tanto en alquiler como venta, las condiciones en las que se encuentra y la distribución es uno de los aspectos que se toman en cuenta además del precio y ya es de saber que causar una buena primera impresión es esencial.

Pero, ¿Es mejor reformar o no? Todo depende de qué tan dispuesto se esté para afrontar una reforma y si realmente compensa respecto al valor que tendrá el inmueble una vez reformado. Llevar a cabo mejoras puede suponer una revalorización entre un 10 – 20% en algunas viviendas e incluso que se venda o alquiler en menor tiempo.

Si realmente se quiere vender / alquilar, es recomendable que el inmueble esté presentable, moderno, decente; esto se puede conseguir con un “lavado de cara” o en caso de ser necesario una reforma profunda. Esta última como el término lo indica, implica más detalles, más obra y por ende más dinero a invertir.

Hay quienes prefieren que la casa no esté reformada para poder así distribuir y adaptarla mejor a sus gustos y necesidades, no obstante es mayor el porcentaje de personas que buscan un inmueble en venta listo para entrar a vivir¡ y en alquiler un espacio moderno sin los muebles de la abuela.

¿Qué merece la pena reformar?

1. ¡Hora de cocinar! La cocina es uno de los espacios que más se observa con atención, ya sea el tamaño, la distribución, la condición en la que se encuentra, si es del año 60 o si está moderna. Pero centrémonos, si se busca una inversión mínima, nada que una buena capa de pintura pueda arreglar, en paredes e incluso gabinetes, iluminación y limpieza.

Si quieres tirar la casa por la ventana, en Convivencia inmobiliaria te recomendamos en la medida de lo posible ¡ABRIR!, conectar con el salón comedor y hacer uso de cerramientos de vidrio si quieres mantener los espacios divididos, eso dará amplitud y luminosidad.

2. Adiós gotelé. Así que comenzamos por las paredes, eliminar el gotelé o una capa de pintura para dar luminosidad y aires de nuevo.

3. ¡A la ducha! El baño es otro punto clave que requiere atención. Sustituir la bañera por plato de ducha, la cortina por mampara, modernizar los accesorios el espejo y claro pintura, siempre pintura.

Por último están las reparaciones menores o como nos gusta llamarlos, mantenimiento.
• Tapar agujeros de clavos de las paredes
• Reemplazar bombillas
• Actualizar los pomos y tiradores.
• Electrodomésticos

Entonces, ¿Cómo saber si lo ideal es optar por la reforma?

• Es absurdo escribirlo, pero necesario. Disponer de capital para afrontar una reforma.
• Determinar las acciones a realizar o espacios que necesitan un mejora imprescindible
• Pedir presupuesto de reforma
• Contactar con uno de nuestros agentes inmobiliarios y solicita una valoración de inmueble
• Comparar la valoración del inmueble antes de reformar, con la propuesta de reforma y la inversión que llevarás a cabo
• Si se revaloriza en más de un 10% sin tener que desembolsar una gran cantidad
• ¡ADELANTE!